Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Ley de inmigración afecta colaboración universitaria

Una ley promulgada en el estado de Arizona, Estados Unidos, que permite a la policía local pedir pruebas de ciudadanía o estatus migratorio si existe una sospecha razonable de ilegalidad de un individuo, ha tenido consecuencias negativas en programas conjuntos entre universidades de ese país y México. 

Según denunciaron investigadores mexicanos y estadounidenses en una carta publicada en Science (30 de julio), esta ley “aumenta la probabilidad de que la policía proceda a hacer requisas basadas en la raza y que los individuos sean tratados de modo diferente sólo por su apariencia”. 

Aseguran en la misiva que la nueva norma ha repercutido en universidades mexicanas. Muchos de sus miembros ya se han mostrado reticentes a viajar a Arizona a desarrollar proyectos en conjunto con instituciones de ese estado. 

De hecho, cuatro universidades mexicanas ya han cancelado o retrasado programas que requerían que estudiantes de ese país concurrieran a centros de estudio en Arizona. 

“Lamentablemente, esto significa que programas innovadores de colaboración en campos como medicina, toxicología y biotecnología, así como una iniciativa de desarrollo económico binacional destinada a aumentar la calidad de vida de los ciudadanos de México y Arizona, ahora están en peligro”, dicen los investigadores en la carta. 

“Las instituciones de altos estudios existen para educar e iluminar a nuestros pueblos, de modo que prácticas como hacer estereotipos raciales se reconocen como fuerzas destructoras, contrarias a los principios básicos de la dignidad humana”, subrayaron.

Enlace a la carta publicada en Science

Referencias

Science 30 July 2010: Vol. 329. no. 5991, p. 511