Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Parlamentarios de diversos partidos del Congreso Nacional de Brasil defendieron, en una carta abierta, al sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación (CTI) del país y resaltaron la importancia de mantener la continuidad de las inversiones en el sector.
 
“Es fundamental y estratégico para el futuro de Brasil que el gobierno garantice la oferta de una educación de calidad a la población, que incentive a sus jóvenes talentos, que apoye a sus investigadores y provea el apoyo material y la infraestructura necesarios para que estos puedan avanzar en sus investigaciones científicas”, precisan en uno de los párrafos.
 
La carta, bajo el sugestivo título “La base del progreso”, fue publicada el 5 de noviembre en el diario O Globo, uno de los principales del país, con un tiraje de casi 320.000 ejemplares. El texto está suscrito por 22 diputados —incluido el presidente de esa Cámara, Rodrigo Maia— de 18 partidos de diferentes tendencias político-ideológicas, incluyendo partidos que forman las bases de apoyo del gobierno de Bolsonaro.

> Vea una imagen de la carta abierta La base del progreso en el diario O Globo (en portugués)
 
Ellos señalan que el sector de CTI no es responsable por las crisis política, económica, social, y ambiental que desde 2015 enfrenta Brasil, pero puede contribuir a su solución. En ese sentido, sostienen, la ciencia, tecnología e innovación deben considerarse componentes estratégicos indispensables para el desarrollo del país.
 
“Las riquezas producidas por las naciones hoy son calculadas basándose en su capacidad de generar conocimiento e innovación”, escribieron los parlamentarios. Ponen como ejemplo a Alemania, Corea del Sur y Estados Unidos, que hace años invierten parte significativa de su Producto Interno Bruto (PIB) en el desarrollo de la CTI.

“La dirección es clara”, señala el comunicado. “Sin embargo, el gobierno brasileño ha dado señales en la dirección contraria.” Los diputados acusan al presidente Jair Bolsonaro y su equipo de haber promovido la disminución de los recursos para el sector.

En la crisis económica, en vez de por lo menos mantener los recursos para el área, el gobierno realizó una fuerte constricción y ha intentado cambios que podrían haber desestructurado el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que, a lo largo de los años, se ha  consolidado como un proyecto de Estado”.

Extracto de la carta La base del progreso, firmada por 22 diputados brasileños.

 
“En la crisis económica, en vez de por lo menos mantener los recursos para el área, el gobierno realizó una fuerte constricción y ha intentado cambios que podrían haber desestructurado el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que, a lo largo de los años, se ha  consolidado como un proyecto de Estado”, señalan.
 
Se refieren al decreto promulgado por el gobierno el pasado 29 de marzo, que recortó en más de 40 por ciento el presupuesto de 2019 del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicación (MCTI), responsable por un tercio de las investigaciones en CyT en el país.
 
El presupuesto asignado a inicios del año fue el más bajo otorgado al sector en más de una década y formó parte de un recorte más amplio. El gobierno en total dejó de invertir más de 29 mil millones de reales (US$ 7,3 mil millones) del presupuesto general del país aprobado para 2019.
 
Como resultado directo, cerca de 8 mil becas de pre y posgrado ofrecidas por la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior, fueron canceladas, y su presupuesto para 2020, reducido a la mitad. En el caso del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, los recortes llegaron a 88 por ciento en la sección de fomentos a proyectos y redes de investigación y desarrollo.
 
background-binoculars-black-blue-267596
El Congreso Nacional de Brasil resaltó el papel decisivo de la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación para el desarrollo económico.

Todas esas medidas, según los políticos signatarios de la carta abierta, han desestructurado el sistema nacional de CTI del país y afectan gravemente la producción de conocimiento en Brasil.
 
Recientemente, entre septiembre y octubre, el gobierno asignó algunos recursos para mantener las becas de estudio y las actividades de enseñanza e investigación científica en el país. Ello fue posible gracias a la articulación entre representantes de más de 60 entidades de la comunidad científica y académica brasileña, integradas en la Iniciativa Ciencia y Tecnología en el Parlamento (ICTP.br), con los parlamentarios del Congreso Federal.
 
“La actuación de la iniciativa con los parlamentarios ha sido fundamental para concientizarlos sobre la importancia del sector y sensibilizó al gobierno para la liberación de la otra parte de los recursos para este año”, dice a SciDev.Net el físico Ildeu de Castro Moreira, presidente de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC), una de las entidades que conforman la ICTP.br.
 
“La publicación de la carta abierta muestra que el Congreso Nacional es sensible a las principales demandas de las entidades científicas y académicas del país”, añade. En respuesta y agradecimiento a la comunicación publicada por los políticos, ocho entidades conformantes del ICTP.br enviaron una carta al presidente de la Cámara de Diputados adhiriéndose al contenido de su misiva.
 
“Expresamos públicamente nuestro pleno acuerdo con las consideraciones y posiciones expresadas [por los parlamentarios] y destacamos la importancia del Congreso Nacional, que, por medio de sus líderes, resalta el papel decisivo de la educación y de la ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo económico y para la mejora de la calidad de vida de los brasileños”, afirman.
 
Para el físico Paulo Artaxo, del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo, una carta suscrita por representantes de partidos de corrientes ideológicas tan diversas deja en claro que el gobierno “está aislado en su proyecto de destrucción del sistema de CTI del país”.
 
“Eso muestra que las tentativas del gobierno de retrasar el desarrollo científico y tecnológico del Brasil no tiene respaldo del Congreso Nacional, de la comunidad científica ni de la población brasileña”, dice a SciDev.Net. “En verdad, esta carta abierta señala la madurez de los parlamentarios en relación a las tentativas de desmantelamiento de la ciencia en Brasil”, prosigue.
 
Según Moreira, la expectativa ahora es que la manifestación de los parlamentarios se traduzca en acciones concretas para garantizar el presupuesto de la CTI para 2020, de próxima aprobación. “De lo contrario, el sector podrá tener un año peor que 2019”, vaticina.

Temas relacionados