Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[BUENOS AIRES] La empresa argentina Invap fue elegida (el 24 de enero) para el diseño y construcción de un reactor nuclear que funcionará en Holanda y fabricará productos radiofarmacéuticos con los que se tratarán millones de europeos que sufren cáncer y enfermedades cardiovasculares.

El reactor, que recibe el nombre de Pallas, se ubicará en la ciudad de Petten, y reemplazará al antiguo High Flux (HFR), construido en 1961, que actualmente abastece a 60 por ciento del mercado de Europa.

El plazo que se maneja para la finalización del nuevo reactor, que también será usado para investigación, es de ocho a nueve años y el presupuesto rondaría los US$ 400 millones.

En la licitación impulsada en 2015 por la Fundación Pallas —creada en Holanda para llevar adelante este proyecto—, además de Invap —“Investigación Aplicada”, una sociedad del estado nacional y la provincia argentina de Río Negro— había otros dos consorcios precalificados: el francés TechnicAtom y la sudcoreana Kaeri.

Reactor-argentino- OPAL-australia
Crédito: Invap.

No es la primera vez que el Invap logra exportar su sofisticada producción, que también incluye radares y satélites. Desde 1978, cuando vendió un reactor de investigación a Perú, también ha logrado construir estos equipos para Egipto (1998), Argelia (1989) y Brasil (2013). Pero hasta el actual logro, el gran golpe había sido vender el reactor Opal a Australia, en 2006, por US$200 millones.

“Invap tiene una amplia experiencia en proyectos nucleares y la construcción del reactor Opal en Australia probó que es una compañía altamente capacitada, algo que garantiza seguridad y el éxito para completar los proyectos a la vez que hacerlo dentro de las fechas límites y sin modificar presupuestos”, señaló a SciDev.Net Anneloes Gelderman, gerente de comunicaciones del reactor Pallas, al explicar por qué ganó la empresa sudamericana.

“Vamos a hacer la ingeniería primero, lo que durará unos dos años. Después será el tiempo de obtener los permisos de construcción, concretar el financiamiento y luego la construcción”, dijo a SciDev.Net Juan Pablo Ordoñez, subgerente general y CEO de ICHOS, la nueva empresa que se conformó para llevar a cabo el reactor, desde Petten. El triunfo del consorcio liderado por Invap fue unánimemente celebrado por la comunidad científica y política argentina, y anunciado por el presidente argentino Mauricio Macri, la reina Máxima de Holanda —también argentina—, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, en el marco del Foro Económico Mundial que se celebró Davos (Suiza) del 23 al 26 de enero.

Sin embargo, fue lograda en un momento en que el apoyo a la ciencia está más bien a la baja, según el punto de vista de Diego Hurtado, profesor de la Universidad Nacional de San Martín y ex titular de la Autoridad Regulatoria Nuclear argentina.

“Esta venta es una muy buena noticia para Invap después de que el gobierno cancelara el proyecto de SARA (radares) y no muestra señales de avanzar con el ArSat 3 (satélite), entre otros proyectos cancelados o frenados que desarrollaba la empresa. La venta del reactor a Holanda es un hito producto de una trayectoria de muchas décadas”, señaló.

Temas relacionados