Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Aunque los chilenos continúan interesándose y apreciando la investigación científica, también muestran preocupación por sus riesgos e incertidumbres, según la Segunda Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile.

Uno de los cambios más notables con la edición anterior, realizada en 2015, es que aumentó el apoyo ciudadano a la inversión pública en ciencia, que pasó de 3,5 a 6,2 por ciento de los encuestados.

Se mantiene a su vez la alta valoración de las profesiones vinculadas a la CyT. Médicos, científicos e ingenieros encabezan la lista de profesiones más prestigiadas, con un aumento significativo de los profesores.

“Dada la importante labor que cumple este tipo de profesionales, su pauperización y menoscabo experimentado hace unas décadas, resulta gratificante el mejoramiento de su imagen entre la opinión pública”, dice Carlos Rodríguez Garcés, director del Centro de Investigación en Educación de la Universidad del Bío-Bío.

El creciente interés por la CyT y el apoyo a la inversión pública son positivos, aunque preocupa que menos de 20 por ciento de los encuestados conozcan las instituciones que hacen investigación, considera Fabián Durante, director del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, organismo que estuvo a cargo del estudio tras ganar una licitación pública.

Gráfico encuesta Chile2
Aumenta entre los chilenos la percepción de que los investigadores tienen motivaciones altruistas más que individuales para hacer su trabajo.

Igual que en su primera edición, la encuesta se realizó en todas las regiones de Chile mediante entrevistas presenciales a 7.685 hombres y mujeres, de 15 años o más.

En cuanto al consumo informativo, programas de televisión, internet y documentales son los tres medios preferidos por los cuales los chilenos encuestados se enteran del quehacer científico. Pero casi la mitad (48 por ciento) se considera “poco informado” y 28 por ciento “nada informado” sobre ciencia.

“La ciencia ha ido permeando más la cultura; está más presente. Hay un interés y una suerte de auto-crítica de los ciudadanos, porque consideran que no tienen suficiente conocimiento”, detalló a SciDev.Net Mariane Krause, presidenta de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (CONICYT), que también realizó la encuesta.

Krause destacó además que en la representación de la ciencia se diversificó, ya que los ciudadanos la vinculan no solo con estudios e investigaciones, sino con cuestiones de la vida cotidiana.

“También es llamativo que aumentó la motivación altruista por sobre el interés personal de los investigadores como una razón que las personas atribuyen a los científicos”, agregó. En coincidencia con otras encuestas en la región, los chilenos exhiben cierta ambivalencia valorativa con respecto a la ciencia. “A pesar de que más de 50 por ciento de los encuestados cree en estas contribuciones positivas, también hay una preocupación por los posibles efectos negativos”, explica Durante. Por ejemplo, mientras que 81 por ciento considera que la ciencia y la tecnología traerán beneficios futuros para el mundo, 74 por ciento cree que estos avances podrán significar “muchos o bastantes riesgos”.

Además, 76 por ciento cree que estos mismos avances están haciendo que se pierdan puestos de trabajo. “Contrario a lo que se podría pensar, estos resultados son transversales en términos de sexo, edad y nivel educacional”, agrega Durante.

Según Rodríguez, que los ciudadanos tengan una buena percepción sobre la ciencia a la vez que reconozcan en ella una fuente de riesgos, “implica instalar mayores y mejores capacidades de control ciudadano en el resguardo del bien común y desarrollo sustentable, al mismo tiempo que una mayor difusión de CyT y garantías de que lo que se está haciendo cumple con adecuados criterios éticos y de responsabilidad social”.

Los resultados de la encuesta se difundieron el 1 de octubre, día en que comenzó a funcionar el recién creado Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación. El primer ministro de Ciencia, Andrés Couve, dijo que sus resultados servirán de insumo para el diseño de la nueva política científica de ese país.


Enlace a los resultados principales de la encuesta.