Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[RIO DE JANEIRO] A través de un manifiesto público, varias instituciones representativas de las comunidades científicas protestaron contra los recortes drásticos en ciencia, tecnología e innovación del Presupuesto de 2018, que fue aprobado por el Congreso Nacional de Brasil este mes.

El monto aprobado para inversiones en investigación en el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicación (MCTIC) es de aproximadamente R$ 4,7 mil millones (US$ 1,43 mil millones) para el próximo año, esto es, 25% menos que el aprobado en 2017.

Los recortes “amenazan el funcionamiento del sistema nacional de CTI, comprometen la posibilidad de recuperación económica en momentos de crisis y pueden afectar seriamente la calidad de vida de la población brasileña y la soberanía del país”, afirman las instituciones en el manifiesto publicado el 19 de diciembre.

Según el documento, las reducciones afectarán directa y profundamente a las agencias de fomento del MCTIC [el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y la Financiadora de Estudios y Proyectos (FINEP)], las instituciones de investigación del ministerio y el apoyo general a proyectos de investigación e infraestructura para los científicos y los organismos de investigación del país.

La investigación científica en Brasil también es apoyada por otros ministerios. En ese sentido, el manifiesto resalta que también hubo serios recortes en agencias, universidades públicas e instituciones de investigación vinculadas a otros ministerios.

“Es alto el riesgo de que se cierren los laboratorios de investigación, de que los investigadores dejen el país y los jóvenes estudiantes abandonen las carreras científicas”

Manifiesto firmado por instituciones científicas de Brasil

Por ejemplo, los recursos para 2018 destinados a la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (Capes) —una agencia fundamental para los estudios de posgrados de Brasil que está vinculada al Ministerio de Educación, y es responsable de gran parte de la investigación científica producida en el país— sufrió una disminución de 20% con respecto al presupuesto de 2017.

“En las universidades públicas federales, los recursos para inversión fueron todavía más reducidos, registrando ahora un recorte de más de 80% en relación con 2014”, dice el manifiesto.

Brasil posee un sistema de apoyo a la investigación federal (a nivel nacional) y estatal. Casi todos los estados brasileños ya tienen fundaciones de apoyo a la investigación, aunque algunas de ellas son más estructuradas y cuentan con más recursos.

Según María Zaira Turch, presidenta del Consejo Nacional de las Fundaciones Estatales de Amparo a la Investigación (Confap), los recortes en los recursos federales tendrán un impacto importante en los estados. “Son frecuentes las asociaciones que realizamos con las agencias federales, que permiten dar más robustez en los programas que realizamos”, dice a SciDev.Net.

“Es alto el riesgo de que se cierren los laboratorios de investigación, de que los investigadores dejen el país y los jóvenes estudiantes abandonen las carreras científicas”, dice el manifiesto.

El documento está firmado por las siguientes instituciones: la Sociedade Brasileña para el Progreso de la Ciencia, la Academia Brasileña de Ciencias, la Asociación Nacional de Dirigentes de Instituiciones Federales de Enseñanza Superior, el Consejo Nacional de las Fundaciones Estatales de Apoyo a La Investigación (Confap), el Consejo Nacional de Secretarios Estatales para los Asuntos de Ciencia y Tecnologia, y el Fórum Nacional de Secretarios Municipales del Área de Ciencia y Tecnología.
 

Temas relacionados