Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Antiguo método de cultivo podría conservar las sabanas

[CIUDAD DE MÉXICO] Un método de cultivo sin fuego practicado por los primeros habitantes de las sabanas amazónicas podría contribuir a los esfuerzos para conservar y rehabilitar estos importantes ecosistemas en todo el mundo, reveló un estudio.

La investigación proporciona un contexto histórico más amplio de los resultados presentados en una conferencia a principios de este año (26 de enero), que sugerían que la roza, tumba y quema —a través de la cual se talan los árboles, se dejan secar y se queman con el fin de preparar la tierra para la agricultura— proporciona mejores condiciones de crecimiento para árboles de valor como la caoba .

Este último estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (9 de abril), encontró que hace 800 años, antes de la colonización europea de América Latina, los agricultores indígenas habían desarrollado una técnica conocida como agricultura de campos elevados para manejar la tierra de manera sostenible sin necesidad de utilizar el fuego.

El método consiste en la construcción de pequeños montículos o montones agrícolas a través de los que se promueven el drenaje, la aireación y la retención de la humedad en el suelo. Además, se conservan los nutrientes y la materia orgánica, y se preserva la estructura de la tierra.

La antigua técnica fue estudiada por un grupo de investigadores quienes crearon la primera imagen detallada del uso del suelo a través de la documentación de la baja presencia de partículas de carbón vegetal —un indicador de fuego— en las sabanas de la Guyana Francesa.

"Los grupos indígenas modernos que viven en ambientes de sabana generalmente utilizan fuego. De ahí que los paleoecólogos extrapolaron que todas las sabanas habían sido quemadas con regularidad en el pasado. Pero no era así", dijo a SciDev.Net José Iriarte, investigador de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, y líder del estudio.

"La construcción de pequeños montones era la única manera en que podían cultivar estas sabanas de inundación estacional. Creaban una plataforma elevada seca y fértil", dijo Iriarte.

Los investigadores dicen que el estudio ofrece una perspectiva única sobre el uso del suelo tanto antes como después de la llegada de los primeros europeos, y revela que la alta incidencia de incendios en las sabanas de la Amazonía fue un fenómeno posterior a la colonización.

Según Iriarte, la agricultura de campos elevados y la tumba, roza y quema son técnicas desarrolladas para adaptarse a diferentes ambientes, sin embargo, comentó, a largo plazo la quema resulta en el agotamiento de los nutrientes del suelo. "En el largo plazo, si [la tierra] no se deja en barbecho durante un largo período [de hasta 20 años], ésta se empobrece", dijo.

De acuerdo con los autores, los hallazgos sugieren que la agricultura de montones podría proporcionar mejores condiciones de infiltración y almacenamiento de agua en suelo y raíces, y promover el crecimiento de los cultivos. También afirman que sus descubrimientos pueden aplicarse en la configuración de las sabanas inundables en todo el mundo.

"Creemos que la agricultura de campos elevados, que requeriría un manejo cuidadoso de la materia orgánica, podría ser aplicable en todas las sabanas de inundación estacional", dijo Doyle McKey, profesor de la Universidad de Montpellier II, en Francia, quien también participó en el estudio.

Enlace al estudio completo en PNAS

Referencias

PNAS doi: 10.1073/pnas.1201461109 (2012)