Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Proponen modelos para financiar drogas a los pobres

Se requiere incentivar desarrollo de fármacos accesibles ante amenaza de acuerdos comerciales a medicamentos genéricos, dice Daniele Dionisio.

Poco menos de tres mil millones de personas viven con menos de US$2 al día en los países de limitados recursos, donde los medicamentos protegidos por patentes son inaccesibles.

Los tratados de libre comercio, como el Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico, y los gobiernos que adoptan políticas de propiedad intelectual (PI) que favorecen al sector farmacéutico constituyen también una amenaza al comercio de medicinas genéricas legítimas.

Además, las obligaciones de la India con la Organización Mundial del Comercio (OMC) impiden que las empresas locales fabriquen genéricos de las medicinas introducidas desde 2005. A pesar de una reciente decisión del país obligando a un fabricante de medicamentos a patentar un fármaco genérico contra el cáncer  [1], las mencionadas decisiones amenazan el suministro de medicamentos genéricos de la India, que actúan como salvavidas para los países de limitados recursos.

Para garantizar el acceso a las medicinas en el largo plazo, la OMS está planteando modelos operativos para el financiamiento, investigación y desarrollo (I+D) contra enfermedades de las poblaciones pobres [2]. Sin embargo, ningún modelo será suficiente para garantizar la disponibilidad de los medicamentos que salvan vidas.

Unión de recursos

Los modelos de la OMS incluyen subvenciones directas, licencias equitativas, fondos comunes, premios y consorcios (pool) de patentes, llamados colectivamente los modelos ‘mejor adaptados’. También se incluyen modelos ‘no tan bien adaptados’ tales como los vales de revisión y un fondo de impacto en la salud

Con las subvenciones directas, por ejemplo, se les da fondos a las empresas pequeñas y medianas de los países en desarrollo para desarrollar un producto hasta una etapa a partir de la cual puedan encontrar fácilmente otras fuentes de financiación que las lleven a etapas posteriores de desarrollo.

Las licencias equitativas tienen por objeto garantizar que los medicamentos derivados del financiamiento público sean patentados para hacerlos accesibles a los pobres. Los fondos comunes están destinados a suministrar, en el largo plazo, financiamiento a organizaciones de investigación procedente de fuentes como impuestos o bonos. Y los premios son recompensas por desarrollar un producto o por completar un paso del proceso de I+D.

Como parte de estas recomendaciones, la OMS insiste firmemente en que se establezcan consorcios de patentes donde se reúnan varias patentes de propietarios diferentes y se pongan a disposición de compañías genéricas sin exclusividad.

El Pool de Patentes de Medicamentos (o simplemente el Pool) es un compromiso importante para desarrollar esta idea. Fundado y financiado por UNITAID y respaldado por la OMS, ONUSIDA, el Fondo Global y el Grupo de los 8, el Pool le apunta a los antirretrovirales (ARV) contra el VIH. 

El Pool busca negociar con los titulares de las patentes el otorgamiento de licencias voluntarias (LV) de sus ARV para evitar pago de derechos o regalías. Entre los beneficios esperados se incluyen el aumento de la competencia y precios asequibles para los ARV genéricos licenciados mediante el Pool. [3]

Necesidad de reconocimiento universal 

El Pool ha suscrito dos LV con Gilead Sciences y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, y está en conversaciones con Boehringer-Ingelheim, Bristol-Myers Squibb, Roche, Farmacéuticas Sequoia y ViiV Healthcare (empresa conjunta de GlaxoSmithKline y Pfizer). De otro lado, las empresas de genéricos han comenzado a tomar licencias del Pool.

Sin embargo, Merck y Abbott no están actualmente en negociaciones con el Pool. Y en diciembre de 2011, Johnson & Johnson dijo que no autorizaría el uso de sus patentes innovadoras en ARV a través del Pool.

Esto es preocupante porque la participación de esas compañías en el Pool es necesaria para que las empresas de genéricos puedan ofrecer formulaciones apropiadas de ARV.

Y sirve como una advertencia de que, a pesar de sus promesas y éxitos, es poco probable que el Pool sea una solución autosuficiente, lo que se aplica también para otros modelos de financiamiento a la I+D en medicamentos.

Hacia un impuesto a las transacciones

Se necesita una combinación de dos o más modelos para garantizar que los resultados de I+D, innovación y acceso estén disponibles sin restricciones. Para alcanzar esa meta, todos los modelos deberían complementar los sistemas actuales de PI e incluir asociaciones y fuentes abiertas impulsadas por las necesidades, en lugar de normas impulsadas por el mercado.

Las asociaciones de desarrollo de productos (ADP) satisfacen dichos requerimientos. Ofrecen un marco para la cooperación entre el sector público (instituciones de gobierno, académicas y de investigación) y el sector privado (empresas, organismos no gubernamentales y organizaciones filantrópicas).

Las ADP ya establecidas incluyen asociaciones entre la iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés) y las compañías Sanofi Aventis y Farmanguinhos/Fiocruz, que han producido fármacos antimaláricos innovadores.

Del mismo modo, una asociación entre DNDi y Merck tiene por objeto producir medicamentos contra la leishmaniasis y la enfermedad de Chagas, mientras que la Alianza TB se ha asociado con Johnson & Johnson para desarrollar nuevos medicamentos contra la tuberculosis

Las ADP permiten que la industria y los gobiernos hagan lo que no podrían por sí solos. Y su sostenibilidad se verá fortalecida si los gobiernos las financian más eficazmente.

La base de todos los modelos viables son los mecanismos sostenibles de financiamiento, por lo que debemos encontrar fuentes innovadores para ello.

Un impuesto a las transacciones financieras (ITF), dirigido a apoyar el desarrollo y las necesidades de salud, es objeto actualmente de debate internacional, y ha sido aprobado por la Comisión de la UE. Un impuesto de 0,05 por ciento a todas las transacciones de los mercados financieros podría recaudar €209 mil millones de euros (US$273 mil millones) al año tan solo en la Unión Europea y sería suficiente para financiar las prioridades de desarrollo en la región e internacionalmente. [4]

Se debería introducir, implementar y cumplir el ITF en todo el mundo. Sería fundamental, junto con los modelos propuestos por la OMS para promover la I+D en medicinas para las enfermedades de las poblaciones pobres.

Daniele Dionisio es jefe del Proyecto de Investigación Geopolítica, Salud Pública y Acceso a los Medicamentos (GESPAM); miembro del Grupo de Trabajo del Parlamento Europeo sobre Innovación, Acceso a Medicamentos y Enfermedades relacionadas con la Pobreza, y asesor de la Sociedad Italiana de Enfermedades Infecciones y Tropicales. Se le puede escribir a: d.dionisio@tiscali.it



Referencias

[1] Bayer loses drug ruling in India (The Wall Street Journal, 2012)
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.