Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Actualidad científica por televisión

Shares

El formato televisivo plantea desafíos a la hora de comunicar novedades científicas. Rehana Dada brinda algunos consejos para que la producción sea exitosa.

Si usted se ha propuesto producir noticias científicas para televisión, deberá disponerse a enfrentar el desafío de compactar información. No solo tendrá que condensar meses o quizá años de investigación en dos o tres minutos de tiempo de emisión, sino que también deberá dotar a su historia de una vitalidad capaz de estremecer a la mayoría de los científicos. Como recompensa, usted llegará a cientos de miles o incluso millones de espectadores, algo que bien vale la inversión en creatividad.

Antes que nada, la televisión es entretenimiento y las noticias están asociadas a la velocidad y el ritmo informativo. Cuando la gente se sienta a mirar televisión al final del día no quiere que le den un sermón. Por eso, al planificar una historia periodística para televisión hay que tener en cuenta sus posibilidades de entretenimiento. Sin embargo, no hay por qué acobardarse: siempre se puede deslizar información de calidad dentro de un contenido más ligero.

¿Qué historia contar?

Las noticias son sinónimo de hechos sólidos, polémica, innovación y, en ocasiones, entretenimiento, lo que no significa que haya historias científicas 'buenas' o 'malas' para contar en televisión. Con el enfoque adecuado, algunos entrevistados interesantes o expresivos, un buen guión y material audiovisual idóneo, se puede transformar la historia más deslucida en un producto atractivo. Sólo se trata de explorar nuevas maneras de narrar y desafiar las formas de pensamiento tradicionales.

Una base sólida

Una vez que haya descubierto una posible historia periodística y tenga el visto bueno para producirla, investigue el tema a fondo. Incluso si solo piensa manejarse con la información que aporten los entrevistados, lo mejor es charlar con ellos por teléfono antes de grabar para hacerse una idea de los planos que serán necesarios y las preguntas que formulará en el momento de la grabación. Eche un vistazo a Internet, consulte libros para enterarse del tema y no deje de hablar con gente de la disciplina que usted conozca para comprenderlo mejor.

Ya con una buena base de conocimientos, prepare las entrevistas que grabará con las personas relevantes. Para una noticia es suficiente con dos entrevistados, aunque el número se puede ampliar hasta tres si la historia es polémica o requiere puntos de vista adicionales.

Escriba un guión tentativo como guía para capturar las imágenes. Es posible que cambie a la hora de editar, pero en el momento de grabar será una ayuda invaluable para no perder el rumbo en medio de las presiones de tiempo y la sobrecarga de información. Además, este primer guión sirve para seleccionar los aspectos clave de la historia y centrar la atención en ellos.

Una buena planificación le permitirá enfrentar la grabación con más calma y por lo tanto desplegar mucha más creatividad; antes de abandonar el escritorio debería tener una idea aproximada de los planos que necesitará.

Cuando entregue la historia, el canal de noticias necesitará información precisa sobre los créditos y los títulos. Habrá que incluir el nombre de los integrantes del equipo de producción y de los entrevistados, y cualquier otro dato relevante, como los títulos y afiliaciones de éstos. Algunos canales pueden llegar a pedir subtítulos para poder difundir el producto en otras lenguas. También será necesario entregar el código de tiempos para incorporar los títulos del entrevistado y los subtítulos. Cada canal tiene sus normas, así que hay que asegurarse de cumplir con esos requisitos o averiguar cuáles son.

La historia

En el caso de las noticias televisivas, la historia debe ser lo suficientemente sencilla como para ajustarse a un espacio de tres minutos. Se podrían destinar los primeros 30 segundos a la introducción del tema, luego un minuto al tratamiento de la nueva investigación, el minuto siguiente a la controversia o un aspecto particular del trabajo y los últimos 30 segundos a la conclusión.

Ésta puede consistir en un comentario o un segmento de una entrevista, pero es conveniente evitar que la noticia cierre con la imagen de una persona. Y aun en caso de contar con más tiempo, lo aconsejable es respetar más o menos la misma estructura.

Una buena técnica de entrevista

La cámara es un aparato tremendamente intimidatorio, en especial porque los entrevistados saben que cientos de miles de personas pueden verlos y escucharlos. Muchos superan el nerviosismo inicial y elaboran respuestas sensatas e informativas, aunque puede ser necesario hacer sentir cómodos a algunos de ellos. Una técnica útil es comenzar a grabar mientras aún se conversa de manera informal con el entrevistado y de a poco orientar la charla hacia las preguntas que interesa registrar.

Si tiene entre manos un asunto polémico, asegúrese de que el entrevistado sabe que la cámara está grabando, pero mantenga la actitud simpática y el tono afable para ayudar a que se relaje. Incluso si ataca al entrevistado al aire, procure que la relación se desarrolle en términos cordiales. Si es usted quien hace las preguntas, trate de que otra persona se ocupe de la cámara.

En una noticia de tres minutos, no hay tiempo suficiente para desentrañar debates científicos complejos. No obstante, si un descubrimiento pudiera dar origen a un replanteo considerable, es importante entrevistar a un comentarista bien informado sobre las posibles consecuencias del trabajo. En este caso, es necesario resolver seriamente cómo asignar el tiempo al aire (véase La cobertura de controversias en la ciencia).

Los mejores escenarios para grabar son aquellos que ilustran la investigación

Rehana Dada

Planos perfectos

Apenas llegue al lugar de grabación, haga un reconocimiento del terreno en busca de los mejores emplazamientos para las entrevistas, teniendo presente los sonidos ambientales: es imposible entrevistar a alguien a la vera de una autopista ruidosa. Pida al entrevistado que le indique sitios de interés o tomas que servirán de apoyo a la palabra.

Adopte la lógica de "mostrar lo que se dice": use la cámara para demostrar con imágenes la investigación. Juegue con ángulos diferentes, asegurándose de realizar encuadres rectos en las entrevistas, y acérquese al sujeto. Obtenga todos los planos de acción que pueda y consiga que el entrevistado muestre lo que explica a medida que habla.

La televisión es un medio visual: la información se transmite a través de imágenes que deben contar la historia. Si tiene el tiempo a su favor y el entrevistado se muestra dispuesto, lo ideal es elegir un lugar relacionado con la historia, cuando no el sitio mismo de la investigación.

Por ejemplo, si se hallan nuevas evidencias de vida en lava almohadillada que data de 3.500 millones de años atrás, usted difícilmente podrá hacerse una escapada a la cima de la montaña donde se encuentra, pero por lo menos intente tomar las imágenes en formaciones geológicas similares que se encuentren en los alrededores. Las noticias sobre química se pueden ilustrar con tubos llenos de líquidos burbujeantes. En cambio, si la historia trata de un inventario de humedales, grabe a sus entrevistados chapoteando con el barro hasta la rodilla en medio de los juncos.

Haga lo que haga, no se preocupe porque la escena parezca trillada: si se ve interesante y se corresponde con la realidad, adelante.

Interesante y con fuerza

Si por razones de tiempo no tiene más remedio que entrevistar a alguien sentado tras su escritorio, siempre conviene disponer la escena de modo de incluir elementos de interés visual (bien sea flores o una colección de fósiles), sin cargar demasiado la imagen. De todas maneras, tenga respeto por el tema: no querrá que los espectadores se distraigan con un águila embalsamada mientras el entrevistado habla de la física del plasma.

Mucho depende de los personajes: si dispone de entrevistados fuertes, un poco estrafalarios o llenos de energía, trate de dejar que la historia avance de la mano de ellos.

Una de las mejores formas de deslizar información compleja es disimularla a través de la diversión o del llamado factor sorpresa. Haga pequeñas bromas y ríase con tacto de los entrevistados. No tenga miedo de inducirlos a hacer cosas extrañas, como imitar los movimientos del fósil que acaban de descubrir.

No olvide grabar el sonido ambiente (lo que se oye en el lugar cuando nadie habla), porque lo necesitará en la edición.

Si le sobra tiempo durante la grabación, no dude en registrar más material del que crea necesario, así evita quedarse sin suficientes planos recurso. Por cada cinco minutos de grabación, terminará obteniendo un minuto de material utilizable. Así que deje de lado la timidez: recuerde que la cinta es barata.

El ensamble

Posiblemente la edición sea la parte más gratificante y agradable del proceso. Es el momento de unir las ideas para armar la historia. Pero cuidado: lleva más tiempo de lo que parece. Un buen trabajo de edición puede demorar una hora por minuto de producto terminado, y a veces más. En este punto será necesario escribir el guión final y construir la historia en función de las entrevistas.

Preste especial atención al sonido. El oído no perdona: por ejemplo, puede ser molesto no oír el viento mientras se miran imágenes de un huracán. Asegúrese de elegir segmentos de entrevista que se oigan bien y estén libres de interferencias.

Lograr un equilibrio entre el sonido natural del ambiente y las entrevistas puede ser difícil. Trabaje con un ingeniero de sonido para producir la mezcla final, por lo menos hasta que usted adquiera las destrezas necesarias.

La edición de video consiste en unir planos para contar una historia de manera que resulte agradable a la vista. Existen algunas reglas generales que pueden ayudar y al principio puede ser práctico consultar manuales o recomendaciones. Pero con el tiempo verá que será capaz de desarrollar su propio estilo y gusto personal. Un consejo útil es reservar siempre los planos más contundentes para el principio y para el final.

Cuando se trate de una noticia, elija una edición sencilla. Use siempre el corte directo, evite los fundidos y ni se plantee incluir vueltas de página u otros efectos similares. Las transiciones suaves a veces son necesarias para disimular el material movido, pero lo mejor es tratar de evitarlas.

Procure que la edición sea contundente y con ritmo. Use una buena cantidad de planos breves, de tres o cuatro segundos, en lugar de optar por largas panorámicas horizontales o verticales. Asegúrese de contar con una buena proporción de primeros planos. Si tiene que hacer correcciones técnicas, por ejemplo de color, recurra a un editor profesional.

Puede que deba grabar un comentario para la historia. Averigüe si el canal quiere que lleve su voz o la de otro periodista.

La mezcla final

La mezcla final consiste en limpiar y completar la banda sonora: el añadido de sonido natural si hace falta o de los efectos que requiera la historia.

Debería tener dos bandas de sonido: una sería la mezcla completa, comentario incluido, y la otra, una mezcla que contenga el sonido ambiente y las entrevistas, pero no el comentario. Esta segunda banda se utilizará cuando estaciones que transmiten en otros idiomas empleen la historia y agreguen su propio comentario.

Recuerde verificar los requisitos que exige el canal: por ejemplo, puede pedir que incluya al inicio y al final de la cinta dos segundos de sonido sin imágenes o un segundo de imagen sin sonido. Cada estación tiene su manera de trabajar y siempre hay que averiguar cuál es.

Diviértase

Producir actualidad científica para televisión es un desafío muy exigente, en especial si uno trabaja con plazos cortos. Pero también da un enorme placer encontrar maneras interesantes e imaginativas de introducir nuevos conceptos. Así que páselo bien y deje que sus neuronas del entretenimiento tomen las riendas del espectáculo.

Rehana Dada es periodista científica y ambiental de televisión, con base en Sudáfrica

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.