Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • La neblina ayuda al cultivo de plantas en Chile

Shares

La neblina puede ser una importante fuente de agua para la germinación de cultivos en regiones áridas de Chile, según los científicos

Investigadores chilenos han logrado la germinación de dos importantes cultivos andinos usando agua de neblina recolectada en la cima de un cerro en la región costera semiárida de La Serena, en el norte de Chile.

Además, registraron la frecuencia de la neblina y el rocío, con lo que concluyeron que la neblina es tres veces más abundante de lo que se había descrito previamente.

El grupo, del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), de la Universidad de la Serena (Chile), presentó sus resultados en una conferencia internacional sobre niebla, captación de niebla y rocío realizada en La Serena el mes pasado (22-27 de julio).

"El agua captada de la neblina puede recolectarse a lo largo de todo el año, por lo que es una fuente potencial de irrigación de cultivos como la quínoa", dice Enrique Veas, uno de los investigadores.

Los investigadores capturaron neblina con redes de un metro cuadrado conectadas a mangueras con las que se irrigaron directamente macetas en las que se habían plantado semillas de quínoa y de chañar.

La neblina pasa a través del tejido de la red y deposita gotas que escurren hasta las macetas. Conectar las macetas directamente a los 'atrapanieblas' permite una irrigación directa, lo que requiere una menor intervención.

La quínoa –'cereal madre' en la lengua quechua- puede sobrevivir en climas fríos y secos y sus características nutricionales la convierten en un valioso alimento para los habitantes del altiplano. El chañar es un árbol que crece en tierras áridas y que produce un fruto comestible.

"En este estudio usamos la quínoa porque estamos trabajando en un gran proyecto para reintroducir esta especie en la región. Esta investigación nos ha permitido comprobar que es factible lograrlo con el agua de las neblinas", dice Veas. Los investigadores están evaluando la ampliación del estudio a mayor escala.

Los 'atrapanieblas' ya habían probado su efectividad en la captura de agua en la misma región. A principios de los años noventa Pilar Cereceda, investigadora de la Universidad Católica de Chile, dirigió un proyecto donde se usaron colectores de neblina de 48 metros cuadrados con los que se logró reunir alrededor de 10 mil litros de agua potable al día. 

La forma en que las tecnologías de recolección de neblina pueden adaptarse para aumentar la productividad agrícola y forestal y combatir la desertificación fueron algunos de los principales temas discutidos en la conferencia del mes pasado.

Proyectos de uso del agua de neblina están actualmente en desarrollo en Cabo Verde, Chile, Eritrea, Guatemala, Marruecos, Perú y Yemen.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.