Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Nanomembrana reduce costo de tratamiento de aguas

Los tratamientos de agua tales como la desalinización y el reciclaje podrían ser mucho más baratos para los países en desarrollo, gracias a una membrana de purificación desarrollada empleando la nanotecnología.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos), han diseñado nanopartículas para crear una membrana que no se tapa fácilmente, permitiendo que el agua sea bombeada a través de ésta usando menos energía.

El crecimiento de la población y la contaminación del agua fresca han afectado la disponibilidad de agua en los países en desarrollo, haciendo que la desalinización y el reciclaje de aguas de desecho se consideren alternativas atractivas.

La membrana está diseñada para su uso en desalinización por osmosis reversa (OR): el agua salada o contaminada se bombea a una presión extremadamente alta a través de los poros de la membrana, dejando que el agua pase a través de éstos, e impidiendo el paso de iones de sal y otras impurezas.   

Las membranas OR tradicionales tienden a ensuciarse, a medida que bacterias y otras partículas se acumulan en su superficie. Como resultado, se requiere más energía para bombear el agua y, a la larga, se incurre en costos para limpiarlas y reemplazarlas.

En la nueva membrana, las nanopartículas están diseñadas para atraer el agua, absorberla como una esponja, mientras se repelen casi todos los contaminantes que habitualmente se adhieren a la superficie, dice Eric Hoek, profesor asistente de ingeniería civil y ambiental de la Universidad de California en Los Ángeles, quien dirigió la investigación.

Ésto permite un proceso de purificación de agua que es tan efectivo como los métodos actuales, pero podría emplear la mitad de la energía, reduciendo el costo total de la desalinización de agua en un 25 por ciento.

Hoek dijo a SciDev.Net que aunque las membranas OR, diseñadas por primera vez en los años 60, ya son fabricadas a nanoescala, ésta es probablemente la primera vez que un material hecho de nanopartículas es creado específicamente para OR.

Tras un período de abandono, la década pasada experimentó un surgimiento en la investigación de tratamientos de aguas, con el desarrollo de nuevas técnicas que producen mejores resultados, son menos costosas y tienen mayor potencial de reutilización del agua.

David Johnstone, consultor en aguas, señala que los métodos baratos y de bajo consumo de energía que ofrece la nanotecnología podrían ampliar la disponibilidad de tratamientos de agua en los países en desarrollo, donde sería posible emplearlos para tratar aguas contaminadas a nivel local.

"Actualmente la mayoría de las aguas residuales a nivel mundial no son tratadas y se desperdician. Sin embargo, constituyen más del 99,5 por ciento del agua. [Éstas] son una fuente natural de agua que generalmente no se explota", dijo el experto a SciDev.Net.

"Si se pudieran desarrollar sencillos sistemas de membranas nanotecnológicas para remover bacterias y virus a bajo costo, los beneficios [para los países en desarrollo] serían enormes".

Hoek y sus colegas esperan que su membrana esté comercialmente disponible dentro de uno o dos años.