Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Pingüinos Adelaida que escapan, golondrinas americanas y cuervos que se aproximan en plan de ataque, delfines que ignoran al intruso, águilas y urracas que lo derriban, ballenas que se sumergen cuando lo perciben, antílopes, coyotes y ciervos que escapan, un lobo que se distrae y deja de seguir a su presa… son solo algunas de la conductas que causan los drones sobre la fauna silvestre.

Un estudio del Grupo de Investigaciones en Biología de la Conservación del Laboratorio Ecotono de la Universidad Nacional del Comahue–CONICET (INIBIOMA), en Argentina, encontró que el uso de drones con fines recreativos puede perturbar el comportamiento de los animales silvestres, mientras que científicos consultados por SciDev.Net advirtieron que dicha perturbación podría causar un cambio permanente en los patrones de conducta y/o migración de algunas especies en el futuro.

Sin embargo, hay una amplia ausencia de políticas y programas que eviten el “acoso hacia la vida silvestre” que implica el uso de vehículos no tripulados.

“Si bien las alteraciones en algunos casos pueden ser momentáneas, en otros pueden causar daños o fracturas (como en las aves) o, si su uso fuese regular, podría hacerlos migrar, considerando que los animales se distribuyen en función de los depredadores”.

Víctor Bravo - Laboratorio de Investigación en Ecología de Vertebrados, Universidad de La Serena 
 

Por ello, los autores exhortan a las autoridades a “visibilizar el problema del uso no regulado de los drones para recreación” y abogan por más “financiamiento y esfuerzos dedicados a evaluar posibles impactos”.

Junto con una revisión bibliográfica de 30 estudios sobre los efectos de los drones para la fauna silvestre, los investigadores registraron [1] los resultados observados en 184 videos de drones sobrevolando animales silvestres, subidos a YouTube por personas que hacían uso recreacional de estos vehículos no tripulados en al menos 33 países.

Dentro del registro, que incluye reacciones de mamíferos terrestres y marinos, aves, reptiles, peces e insectos, “el 61 por ciento mostró alguna interacción negativa entre drones y vida silvestre, incluyendo desde observación en alerta hasta escape o ataques a los drones”, consigna el estudio publicado en Environmental Conservation.


Este oso en Kamchatka, Rusia, persigue al dron y trata de capturarlo. Videos de otros osos muestran conductas de curiosidad, observación y huida.
Animación vía Giphy realizada con video de Stanislav Caikovsky / YouTube.

Estas conductas fueron más predominantes entre especies de hábitats aéreos (aves e insectos), con 89,7 por ciento de los individuos reaccionando, y terrestres (mamíferos y reptiles), con 84,7 por ciento. 

De las 57 especies que mostraron alguna reacción, el 26 por ciento (12) están incluidas en alguna categoría de amenaza por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“Estos estímulos se perciben como negativos por los animales silvestres ya que pueden tener un efecto final similar a un invasor que competirá con ellos (caso de las aves) o bien como un depredador del cual deben alejarse o vigilarlo. En ambos ejemplos se evidencia gasto y pérdida de energía por el hecho de invertir tiempo en huir y vigilar versus estar alimentándose o descansar”, dice a SciDev.Net Paulo Corti, profesor asociado del Laboratorio de Manejo y Conservación de Vida Silvestre de la Universidad Austral de Chile.

Leones marinos escapan al acercárseles un dron en Perú.

Para Víctor Bravo, investigador del Laboratorio de Investigación en Ecología de Vertebrados de la Universidad de La Serena (Chile), “si bien las alteraciones en algunos casos pueden ser momentáneas, en otros pueden causar daños o fracturas (como en las aves) o, si su uso fuese regular, podría hacerlos migrar, considerando que los animales se distribuyen en función de los depredadores”.

A largo plazo, agrega Corti, si abandonan sus áreas de alimentación o vigilan más tiempo de lo que deberían, comerán o descansarán menos, no logrando las condiciones mínimas para reproducirse, lo que puede generar una baja poblacional especialmente crítica para especies en peligro.

No obstante, un estudio en Conservation Physiology (enero 2019) que empleó monitores cardiacos para medir la respuesta de estrés de osos pardos ante la exposición repetida a drones con fines de conservación, concluyó que estos se habitúan a su presencia en un lapso de 3 a 4 semanas. Sin embargo, advierten sus autores, “lo vuelos cercanos sin un propósito válido debieran evitarse”. Bravo opina que “las autoridades aeronáuticas que regulan el uso de drones y las ambientales deben formar mesas de trabajo para promover normativas de uso y licencias de operación de drones que consideren las regulaciones de protección de vida silvestre”.

“Las medidas de protección y control en áreas silvestres se justifican”, añade Corti, “para esta y otras actividades recreacionales que implican el uso de máquinas y tecnologías, como motos de agua o de nieve, lanchas rápidas, motocicletas, cuatrimotos y vehículos 4x4”.


Enlace al resumen del estudio en Environmental Conservation 

Estudio en Conservation Phisiology


Referencias

[1] Tabla de observaciones en YouTube y links a los videos analizados (Enviromental Conservation):  https://bit.ly/2FFa2SW