Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Malaria congénita afecta a más niños de lo estimado

Shares

[BOGOTÁ] Desde que Sir Gordon Covell, asesor del Ministerio de Salud inglés reportó a mitad del siglo XX que el porcentaje de embarazadas que trasmitían la malaria a sus hijos era apenas del 0,18 al 0,3 por ciento, quedó en la mente de los médicos que este era un evento extremadamente raro. Sin embargo, científicos colombianos creen que es hora de mirar en la dirección contraria. 

Juan Gabriel Piñeros y sus colegas del Grupo de Malaria de la Universidad de Antioquia viajaron hasta Urabá, una región colombiana cerca de la frontera con Panamá, para estudiar el comportamiento de la malaria entre la población de gestantes. 

Como lo habían insinuado investigaciones en África y Asia, el porcentaje de malaria congénita es hasta 15 veces mayor de lo que se sospechaba. 

Luego de hacer pruebas a 116 embarazadas, los colombianos concluyeron que la infección congénita es de 4,3 por ciento entre recién nacidos cuyas madres habían sufrido malaria durante el embarazo, según publican en Malaria Journal (16 de agosto). 

“Si encontramos una frecuencia tan alta de la complicación considerada como la más infrecuente de las que produce la malaria, la pregunta que nos hacemos es qué estará pasando con las más graves y mortales”, dijo Piñeros a SciDev.Net

Añadió que este trabajo es una invitación a construir protocolos de salud pública que permitan buscar de manera sistemática la infección entre las madres embarazadas, porque el precio que pagan los recién nacidos por este descuido es alto. 

La malaria continúa siendo uno de los problemas de salud más importantes en el mundo con ocho por ciento de las muertes en niños menores de cinco años. 

En el caso de Urabá, se calcula que el 10 por ciento de las madres embarazadas se infectan con el párasito (75 por ciento por Plasmodium vivax y el resto por Plasmodium falciparum). 

Según Piñeros, el 10 por ciento de estas infecciones pasan inadvertidas y explicarían muchos partos prematuros, muchas muertes y la baja talla al nacer de miles de bebés. 

Myriam Arévalo, directora científica del Centro Internacional de Vacunas del Instituto de Inmunología en Cali, Colombia, explicó a SciDev.Net que no se sabe con exactitud por qué algunos niños se contagian y otros no, pero podría ser por “diferencias genéticas, por la alta concentración de hemoglobina fetal en algunos casos o simplemente porque algunas madres trasmiten anticuerpos a sus hijos”.

La investigadora señaló que se deberían replantear las recomendaciones del gobierno sobre control prenatal en zonas endémicas para malaria. 

Enlace al resumen del estudio y versión preliminar completa en Malaria Journal

Referencias

Malaria Journal 2011, 10:239 doi:10.1186/1475-2875-10-239

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.