Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Gripe porcina: vacíos de conocimiento por llenar

Shares

Los científicos que tratan de evaluar la severidad de la amenaza de una pandemia de influenza porcina enfrentan muchos vacíos importantes de conocimiento.

Incluso el número de víctimas fatales del brote, que parece haberse iniciado hace más de un mes en México y ya se ha extendido a varios continentes, es una pregunta abierta. Cerca de 150 personas han muerto en México, pero el número de casos, vivos o muertos, que realmente han sido confirmados en laboratorio es mucho menor, llegando a 26, lo que significa que hay poca información disponible para que los científicos puedan evaluar el virus.

Asimismo, se sabe poco sobre la epidemiología del virus. Ayer (27 de abril) la OMS aumentó su nivel de alerta de influenza pandémica de la fase 3 a la fase 4, lo que indica que creen que está ocurriendo una 'sostenida' transmisión de humano a humano. Pero hay mucho más que aprender sobre la forma en que el virus se transmite.

"No sabemos realmente la tasa de mortalidad, no sabemos realmente a qué grupos etarios afecta", dice Sandra Mounier-Jack, académica de políticas de salud y experta en preparación de pandemias de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

"No conocemos la causa de muerte — creo que eso es algo realmente importante, ¿de qué está muriendo la gente? Mientras no tengamos más información epidemiológica es muy difícil emitir cualquier tipo de juicio [sobre el potencial pandémico]".

Jonathan Read, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Liverpool, dice que "uno de los aspectos clave desde el punto de vista epidemiológico sería saber cuántos casos realmente se han presentado y qué tan rápido se ha propagado. A partir de ésto se pueden calcular algunos parámetros epidemiológicos clave y hacer alguna estimación de si una pandemia — o una gran epidemia — es probable o no".

Read dijo a SciDev.Net que hay un parámetro conocido como R0, "que encapsula cuán transmisible puede ser una enfermedad entre individuos. Mientras más alto es el número, más difícil es controlar la enfermedad". Encontrar el R0 ayudará a evaluar qué tan seria es la amenaza de la influenza porcina, dice.

Keiji Fukuda, director general adjunto para Seguridad Sanitaria y Ambiente de la OMS dijo ayer en rueda
de prensa que la OMS está trabajando arduamente para documentar cuán transmisible es la enfermedad, entre otros factores tales como el período de incubación del virus, o cuánto tiempo tardan en aparecer los síntomas después de que una persona se infecta. "Tenemos una cantidad mínima de información sobre algunos de estos factores", dijo.

Fuera de México y la mayoría de los casos También hay información contradictoria sobre la severidad de la enfermedad. Nadie ha muertopresentados en otros países han sido leves y fácilmente tratables con fármacos antivirales.

"No hay una buena
explicación [de por qué las personas están muriendo en México y no en otras partes] aunque todavía hay muy pocos casos confirmados fuera de México, por lo que se requiere ser cautos al extrapolar esto", dice Read. 

Podría ser que simplemente no hay suficientes casos fuera de México como para que se haya manifestado la habilidad del virus para matar personas.

Otra posibilidad planteada por los científicos es que en México las personas estén muriendo por infecciones secundarias debido a que el sistema de salud no les está llegando a tiempo y hay una extendida resistencia a los antibióticos.

Incluso es posible que el virus esté adaptándose gradualmente a sus huéspedes humanos y volviéndose menos peligroso a medida que pasa de persona a persona. Sin embargo, Fukuda ha rechazado esta teoría sobre la base de que todas las muestras del virus examinadas hasta ahora han sido muy similares.

"Lo que necesitamos saber es por qué vemos en México un espectro de la enfermedad distinto al que estamos viendo [en los Estados Unidos]. A medida que continuemos observando supongo que encontraremos casos adicionales y supongo que el espectro de la enfermedad se expandirá", dijo ayer en rueda de prensa Richard Besser, director encargado de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. 

También hay reportes que indican que la mayoría de las muertes en México han sido de jóvenes a adultos de edad media; todos los que han muerto tenían edades entre los 20 y 50 años, dijo el ministro de Salud, José Ángel Córdova, a la BBC.

Este es un elemento distintivo de la pandemia de influenza de 1918, dice Read. "Se piensa que si tienes un sistema inmune en buen estado y activo éste exagera tratando de combatir la enfermedad y eso es lo que causa la mayoría de los síntomas de la enfermedad y la acumulación de demasiado fluido en los pulmones".

Incluso la conformación genética del virus está en debate. Los científicos concuerdan en que es un virus H1N1, bautizado así debido al tipo de proteínas hemaglutinina y neuraminidasa que posee. Según algunos análisis está hecho de una combinación de material genético de influenza humana, porcina y aviar, mientras que la OMS está diciendo que está conformado en gran parte por genes de influenza porcina.

"Por lo general cuando se analiza este virus es un virus de influenza porcina", dice Fukuda. "Comprendo la dificultad de tener todo esto claro, pero se trata de nuevos virus, que son nuevos para los cerdos y son nuevos para las personas".

 

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.