Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Enfermedades ‘reducen a la mitad ingresos’ en el trópico

[RIO DE JANEIRO] El ingreso per cápita en los países tropicales podría más que duplicarse si se lograra reducir la carga sanitaria de enfermedades transmitidas por vectores y parásitos (ETVP) a valores similares a los que tienen los países de clima templado, halló un estudio.

El estudio dice que los malos resultados económicos son causados en parte por la alta carga de enfermedades, la que a su vez, es afectada por la biodiversidad.
 

DE UN VISTAZO

  • Enfermedades parasitarias y transmitidas por vectores reducen a la mitad el ingreso per cápita en los países tropicales
  • La pérdida de biodiversidad puede conducir a más infecciones y reducir el crecimiento económico
  • El cuidado de la salud debe ser una parte clave de las estrategias macroeconómicas y de ayuda

Los hallazgos de que las condiciones sanitarias afectan las economías, y que la pérdida de biodiversidad podría exacerbar la situación, tienen implicaciones directas sobre las políticas, dice el estudio publicado en PLoS Biology el mes pasado (27 de diciembre). A los beneficios saludables de la biodiversidad se les podía dar un valor financiero basado en los ingresos que genera, agrega.

Aunque las ETVP siguen siendo la causa principal de muerte y discapacidad en los países pobres, se debate su impacto relativo sobre los patrones de pobreza global, dice el artículo.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard y la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, y de la Universidad de Cergy-Pontoise, en Francia, se propusieron examinar si esas enfermedades solo tenían un papel histórico en retrasar el crecimiento de los países tropicales al limitar la inversión extranjera y el desarrollo de las instituciones, o si factores ambientales presentes en los trópicos son el elemento clave que impulsa a las ETVP, lo que en definitiva aun hoy afectaría la producción de riqueza.

Si la enfermedad sigue obstaculizando el desarrollo, entonces mejorar la atención de salud debería ser una parte clave de las estrategias macroeconómicas y de la cooperación económica extranjera, y no solo hacerse por razones humanitarias, sostiene el documento.

Los investigadores usaron modelos para estimar los efectos relativos de la carga de enfermedad sobre del ingreso per cápita y viceversa, controlando otros factores.

Los hallazgos refuerzan la idea de apuntar a las enfermedades para reducir su impacto en el desarrollo económico de los países tropicales, según dijo Matthew Bonds, autor principal e investigador de la Escuela de Medicina de Harvard.

“La atención primaria de salud y los medicamentos de bajo costo pueden tratar la gran mayoría de las infecciones”, dice. “En muchos casos, el costo económico de tratar la enfermedad puede ser más bajo que el costo de no tratarla, dadas las potenciales consecuencias económicas a largo plazo”.

En artículo también halló que la pérdida de biodiversidad probablemente dañe la economía causando más enfermedades. Por ejemplo, si un país que tiene relativamente alta biodiversidad, como Indonesia, perdiera 15 por ciento de su biodiversidad, se esperaría que la carga de enfermedades aumente en alrededor de 30 por ciento, dice.

Probablemente esto se deba a que una mayor biodiversidad también significa que hay más especies que se alimentan de los parásitos y vectores que causan enfermedades, los que pasan la mayoría de su ciclo de vida fuera de los seres humanos, a diferencia de las enfermedades de transmisión directa y, por lo tanto, dependen más de las condiciones ambientales, según el artículo.

Los políticos deberían usar estos hallazgos para crear políticas con miras a largo plazo, teniendo en cuenta la importancia económica de la biodiversidad, según Bonds.

Sin embargo, por lo general ellos usualmente favorecen las políticas que tengan beneficios claros y directos —y a menudo relativamente a corto plazo—, mientras que la mayoría de los beneficios de la conservación son indirectos y por lo general se acumulan durante largos períodos, agrega.

Tania Araújo-Jorge, titular del centro brasileño de investigación de enfermedades Instituto Oswaldo Cruz, dijo a SciDev.Net que estos resultados respaldan la idea de que las condiciones de salud influyen en gran medida en el desarrollo económico y que la diversidad biológica ayuda a los países en desarrollo a reducir las pérdidas económicas causadas por las ETVP.

Enlace al artículo completo en PLoS Biology