Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Liberación de mosquitos GM sorprende a activistas

Expertos en la seguridad de organismos genéticamente modificados han expresado preocupación por la liberación en la naturaleza de mosquitos transgénicos ocurrida en las Islas Caimán, la cual alcanzó publicidad internacional recién el mes pasado, un año después de ocurrida.

La prueba con la cepa OX513A del mosquito Aedes aegypti portador de dengue, desarrollada por la compañía de biotecnología Oxitec del Reino Unido, fue llevada a cabo en la isla Gran Caimán por la Unidad de Control e Investigación de Mosquitos de las Islas Caimán (MRCU, por sus siglas en inglés) en 2009, seguido por una liberación de mayor importancia entre los meses de mayo y octubre de este año. Juntas representan la primera liberación conocida de mosquitos genéticamente modificados en el mundo.

Resultados no publicados de las pruebas, mostrando que los mosquitos machos genéticamente modificados compitieron con los machos no modificados, fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene llevada a cabo en los Estados Unidos el 4 de noviembre pasado.

Los mosquitos machos genéticamente modificados se aparean con las hembras normales para producir larvas que mueren a menos que el antibiótico tetraciclina esté presente. En ausencia de tetraciclina se produce la acumulación de una enzima que alcanza niveles tóxicos, matando a las larvas. Los encargados de desarrollar esta estrategia esperan que la misma pueda combinarse con otros métodos de control para reducir la transmisión en aquellas áreas propensas al dengue.

Ricarda Steinbrecher, genetista y codirectora de EcoNexus —una organización de investigación sin fines de lucro del Reino Unido— manifestó sorpresa respecto de las pruebas, ya que las mismas no habían sido mencionadas en el quinto encuentro de los Integrantes del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad —el cual se ocupa de los temas referentes a cuestiones de seguridad internacional relacionadas con organismos genéticamente modificados— que tuvo lugar en Nagoya, Japón, el mes pasado.

Steinbrecher se refirió a la falta de publicidad que rodeó a las pruebas como "preocupante, tanto desde el punto de vista científico como de la participación pública".

Agregó que hasta que se realice una evaluación completa a largo plazo de las pruebas en las Islas Caimán, las pruebas de las mismas cepas que tendrán lugar en Malasia y que fueron anunciadas recientemente no deberían llevarse a cabo.

Algo más de 3 millones de mosquitos machos fueron liberados en las Islas Caimán este año. Oxitec envió huevos genéticamente modificados a las islas, un territorio británico de ultramar, y ahí fueron incubados hasta que llegaron a la adultez en el MRCU.

Angela Harris, investigadora principal en el MRCU, expresó a SciDev.Net que su unidad consultó a varias oficinas gubernamentales de las Islas Caimán de antemano.

"En la actualidad existe el borrador de un proyecto de ley, y a pese a que dicho proyecto no ha sido implementado, llevamos adelante un análisis de riesgo así como una revisión del ensayo como si este proyecto ya fuera efectivo".

Agregó que hubo un artículo publicado en un diario y una consulta pública dentro de las Islas Caimán.

Luke Alphey, director de Investigación de Oxitec, manifestó que se llevó adelante un extenso análisis de riesgo y que "hicieron gran cantidad de trabajos participativos en Caimán, pero ningún esfuerzo especial para hacer correr la voz a nivel internacional o para no hacerlo". Hoy, en una durante una conferencia de prensa en Londres, dijo que no había querido dar a conocer las pruebas hasta que se conocieran los resultados. Agregó que no sabía lo que es el encuentro de Nagoya. En estos momentos se está desarrollando una evaluación ambiental del sitio de prueba.

Alphey manifestó que el experimento cumplió con el Protocolo de Cartagena ya que se obtuvo el consentimiento del gobierno de la isla con anterioridad.

John Marshall, del Imperial College de Londres, quien ha expresado que el Protocolo de Cartagena necesita ser revisado para poder tratar las necesidades especiales de los insectos genéticamente modificados, dijo que "dado que los mosquitos no se van a extender a otros países, es una cuestión nacional. Creo que Oxitec ha hecho todo lo que necesitaba hacer".

Se cree que la población de mosquitos silvestres en un área urbana de 16 hectáreas se ha reducido en un por ciento. El próximo paso para Oxitec, según Alphey es probar la estrategia junto con otros métodos para el control de mosquitos.

Kathy Jo Wetter, investigadora del Grupo de Acción en Erosión, Tecnología y Cooperación (ETC Group), una organización con sede en Canadá que promueve el desarrollo socialmente responsable de tecnologías, dijo que ETC no estaba al tanto de la liberación.

"Oxitec considera que su prueba es ‘exitosa’ sólo unos pocos días después de que el experimento finalizó", manifestó. "Pero todavía no se puede saber el impacto inesperado en el medio ambiente, y la tecnología no probada de Oxitec podría hacer que las empeoren a largo plazo. No hay posibilidad de marcha atrás si algo sale mal; ¿quién se hace responsable en ese caso?"

"Los tecno-arreglos extremos requieren de precaución extrema", concluyó.

Alphey manifestó que están esperando la aprobación para la liberación de mosquitos genéticamente modificados en Brasil, Panamá y los Estados Unidos.

Vea un video de la crianza y liberación de los mosquitos transgénicos de Oxitec en las islas Caimán por la Unidad de Control e Investigación de Mosquitos (Gran Caimán):

 

 

Investigación adicional de Mićo Tatalović

La traducción es gentileza de Claudio Pairoba



Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.