Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Twitter rastreó con precisión brote de cólera en Haití

[MONTEVIDEO] La fuente de información informal Twitter brindó datos que podrían haber constituido una forma más rápida de detectar y monitorear el mortal brote de cólera en Haití en comparación con los medios tradicionales, según un estudio.

La investigación halló que las redes sociales y las noticias en línea fueron más rápidas, y en general igual de precisas, que los registros oficiales en la detección del comienzo y desarrollo temprano de la epidemia que afectó a Haití luego del terremoto de enero de 2010 y que mató a más de 6.500 personas.

El resultado aparece hoy en una sección especial de The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene, publicada en el marco del segundo aniversario del terremoto.

Los autores usaron HealthMap, una plataforma de monitoreo automatizada, para medir el volumen de noticias generadas durante los primeros 100 días del brote, y también la cantidad de posts sobre ‘cólera’ en Twitter.

Así hallaron que, a medida que el número oficial de casos aumentaba y disminuía, también lo hacía el volumen de noticias sobre cólera en los medios informales.

Rumi Chunara, investigadora de HealthMap y de la Escuela de Medicina de Harvard, Estados Unidos, y autora principal del estudio, enfatizó que estas noticias informales estaban disponibles hasta dos semanas antes que los informes oficiales del gobierno, que debían pasar por la estructura de cadena de mando tradicional de salud pública.

Esto significa que podrían ser usados para obtener estimaciones tempranas de un brote de la enfermedad —”tener una idea anticipada de una epidemia en evolución”— y ayudar a planificar una respuesta más rápida.

Chunara destacó que “usar los medios informales es costo-efectivo, rápido y puede emplearse para llegar a poblaciones que de otro modo no habrían tenido acceso a la atención sanitaria tradicional o no la hubieran buscado”.

Otras ventajas incluyen una resolución espacial y temporal más fina.

El estudio señala además que los medios informales podrían usarse para analizar la actividad de brotes de otras enfermedades en el mundo.

James Wilson, director ejecutivo del Sistema de Consejería Epidémica de Haití —una red de información de biovigilancia creada para apoyar la alerta temprana de focos de cólera en Haití—, dijo a SciDev.Net que fuentes como Twitter fueron útiles para conectar al personal de terreno entre sí, pero alertó que no funcionarían como fuente primaria de información sobre brotes para los involucrados en la detección en terreno.

Las informaciones de las redes sociales “a menudo eran inexactas debido a sesgos geográficos de los periodistas”, porque la mayoría estaba basado en la capital del país, Port-au-Prince, dijo Wilson.

Chunara reconoció que los datos de fuentes informales pueden estar sesgados hacia las áreas urbanas o desarrolladas, y ciertos grupos etarios, y podrían brindar falsas alertas que deben ser tomadas en cuenta.

Pero la investigadora agregó que los datos informales podrían complementar la información oficial acerca de un brote para obtener estimaciones oportunas sobre la dinámica de la enfermedad.

Enlace al resumen del artículo

Referencias

The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene doi:10.4269/ajtmh.2012.11-0597 (2011)