04/06/20

Científicos de Chile piden al gobierno más control sobre COVID-19

chile coronavirus
El Ministerio de Salud de Chile ha trasladado cientos de pacientes críticos desde Santiago a otras regiones para descongestionar las Unidades de Cuidados Intensivos, con tasas de ocupación mayor a 90 por ciento. Crédito de la imagen: Ministerio de Salud Chile/Flickr

De un vistazo

  • Científicos de Chile redactan carta al gobierno con medidas para controlar la epidemia de COVID19 en el país
  • La carta alienta al gobierno a “urgentemente actuar de forma preventiva y no reactiva”
  • Chile tiene más de 110.000 casos acumulados de COVID19, 1.270 fallecidos y más de 21.000 casos activos

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

Científicos de diversas disciplinas hicieron un llamado al gobierno de Chile para “urgentemente actuar de forma preventiva y no reactiva”, mejorar la trazabilidad de contagios con COVID-19, hacer públicos los datos de enfermos y fallecidos, y mejorar la comunicación de las medidas adoptadas para lograr frenar el dramático avance de la pandemia en el país.
 
Hasta el 3 de junio, Chile —con 19 millones de habitantes— tiene más de 110.000 casos acumulados de COVID-19, 1.270 fallecidos y más de 21.000 casos activos (con la capacidad de contagiar). En la zona del país conocida como el Gran Santiago —que incluye la capital y 37 comunas aledañas— se concentra más de 75 por ciento de los fallecidos a pesar de que tiene alrededor de 40 por ciento de la población nacional.
 
Ante la situación, el sábado 30 de mayo, 40 científicos además de las directivas de las sociedades chilenas de epidemiología y microbiología, y de las asociaciones Red de Investigadoras de Chile y de Investigadores en Artes y Humanidades enviaron al presidente Sebastián Piñera una carta con “propuestas de medidas para evitar una catástrofe por COVID-19”.
 
“La contención de la pandemia no puede estar basada en la cantidad de nuevos ventiladores mecánicos o camas disponibles”, detalló la misiva, que con el paso de los días ya ha sido firmada por alrededor de 2.000 científicos chilenos.
 
“Se necesita con urgencia un cambio de estrategia que busque cortar la cadena de contagio”. Ello debe incluir un testeo masivo y sistemático, la búsqueda de casos fuera de los centros de salud, además de su notificación, trazabilidad, aislamiento y seguimiento. Hoy la trazabilidad de los posibles contagiados llega solo a 60 por ciento.

“Recién un mes y medio después del primer caso se informó que la estrategia era que la gente se enfermara de a poco, algo muy arriesgado según la experiencia de otros países”.

Rodrigo Cienfuegos, director del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (CIGIDEN) y académico de la Universidad Católica de Chile

Los expertos proponen otorgarle más funciones a los centros de atención primaria y municipalidades para descongestionar el manejo centralizado de la pandemia del Ministerio de Salud. Ellos tienen el registro de los enfermos crónicos y también pueden hacer seguimiento local a posibles contagios. El 3 de junio, la autoridad sanitaria encargó a la atención primaria el seguimiento activo de los casos y sus contactos para generar las alertas de aislamiento.
 
“La cuarentena en Santiago lleva más de dos semana y no hemos visto resultados positivos”, dijo por teléfono a SciDev.Net Claudia Saavedra, presidenta de Sociedad de Microbiología de Chile, académica de Universidad Andrés Bello y quien firmó la carta. “Se requiere el aislamiento oportuno antes de que las cifras se descontrolen”, agregó. La movilidad en la zona en cuarentena se ha reducido solo en 30 por ciento. El 3 de junio, el gobierno anunció que la cuarentena se extenderá hasta el 12 de junio.
 
Otro de los puntos que advierte la misiva es la necesidad de una comunicación clara y directa. El sábado 30 de mayo, la ciudad de Antofagasta salió de cuarentena y su centro se llenó de personas. “Se ha entendido que sin la restricción se vuelve a cierta normalidad, pero no es así”, aseguró la especialista.

Hasta el 3 de junio, Chile —con 19 millones de habitantes— tiene más de 110.000 casos acumulados de COVID-19, 1.270 fallecidos y más de 21.000 casos activos.
Crédito de la imagen: Alejandra De Lucca V., Ministerio de Salud de Chile.

Rodrigo Cienfuegos, director del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (CIGIDEN), académico de la Universidad Católica y firmante de la carta, está de acuerdo con el mal manejo comunicacional de las autoridades. “Recién un mes y medio después del primer caso se informó que la estrategia era que la gente se enfermara de a poco, algo muy arriesgado según la experiencia de otros países”, contó por teléfono a SciDev.Net.
 
“Llama mucho la atención que la Oficina Nacional de Emergencia y toda su red no se haya activado para apoyar en la comunicación y educación”, aseguró. Ambos temas necesitan refuerzos. Un estudio realizado por el Colegio Médico de Chile y cinco universidades identificó que 15 por ciento de los casos confirmados de COVID-19 y 24 por ciento de los que están bajo sospecha clínica sigue saliendo a trabajar.

La misiva también advierte que se deben potenciar las residencias sanitarias para los contagiados que viven situación de vulnerabilidad social y hacinamiento. A pesar de que el Ministerio de Salud aseguró que fines de la semana los cupos en las residencias llegarían a los 10.000, su ocupación bordea 40 por ciento.
  


Otro llamado urgente que hicieron los científicos fue a la liberación de los datos anonimizados de la pandemia, algo que el gobierno ha resistido. “(Los datos) deberían entregarse bajo acuerdo de confidencialidad, para que al menos unos pocos grupos de investigación puedan trabajar”, dijo por Skype a SciDev.Net desde Palo Alto (Estados Unidos) Ricardo Baeza Yates, académico de las universidades Northeastern y de Chile, y firmante de la carta.
 
Esto es fundamental, agregó, para saber cómo se está comportando la enfermedad, hacer proyecciones y mejorar la toma de decisiones. El 1 de junio el científico publicó a través de su cuenta de Twitter la estimación de nuevos contagios por comuna. Entre ellas, las de más riesgo son Valparaíso y Viña del Mar, dos zonas donde el gobierno no decretó cuarentena.
 
Acerca de lo señalado en la carta, Gerardo Fasce, presidente de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile y jefe de geriatría del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, dijo por teléfono a SciDev.Net que si bien la mayoría de las propuestas planteadas van en la dirección correcta, no son la verdad absoluta.
 
“En ningún lugar del mundo se ha combatido la pandemia completamente bien y hay muchas de las medidas que aún no se sabe si son las correctas”, agregó.
 
Para el especialista, Chile no se puede comparar con otro país para copiar medidas exactas. “Si bien estamos muy lejos de las naciones latinoamericanas que lo están haciendo muy mal, también lo estamos de los países desarrollados que lo hicieron bastante bien”, opinó.

Trust-Logo-Stacked