Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Equivocada solución a la crisis de refugiados
  • Equivocada solución a la crisis de refugiados

Crédito de la imagen: Andrew McConnell / Panos

De un vistazo

  • Comisión Europea planea crear un fondo fiduciario para África del Norte

  • Esto podría ser parecido a una ayuda convencional para facilitar la migración

  • La comisión alcanzaría más logros al compartir la experiencia y la innovación

Shares
Intercambiar conocimiento y financiar innovación estabilizaría más a África del Norte que la ayuda de la UE.
 
Fue la conmovedora fotografía de un niño sirio ahogado en una playa de Turquía la que finalmente abrió un amplio debate sobre la crisis de refugiados en Europa.
 
Enfrentados a la caída de la guerra siria, los políticos de Europa, quienes previamente solo habían lamentado la situación de los ‘migrantes’, de repente hicieron declaraciones dramáticas subrayando la “cultura de bienvenida” de Europa y su habilidad de “procesar” migrantes. Incluso los conversos renuentes, tales como el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, se vieron obligados por la opinión pública a comprometerse a albergar por lo menos a algunos refugiados.
 
La Comisión Europea, el cuerpo administrativo de la Unión Europea, fue un paso más allá la semana pasada. Propuso una serie de medidas, incluyendo un fondo de financiamiento por €1.8 mil millones (US$2 millones) –el Fondo Fiduciario para África- para mejorar las condiciones económicas y sociales en el norte de África, el Sahel y el Cuerno de África. La meta es abordar de raíz la causa del problema de los refugiados en el norte de África, origen de la migración.
 
Desafortunadamente todavía hay muy poca información sobre los enfoques que tomarán los grupos sociales y sectores económicos, y cómo funcionará. Mi temor es que sea una ayuda demasiado convencional como para hacer la diferencia.

“Solo usar dinero de ayuda no reducirá el número de personas que arriesgan sus vidas por una mejor vida en Europa. Pero ¿qué más se requiere?”

Inga Vesper, SciDev.Net

 
La primera cosa por recordar es que es un fondo fiduciario. Esto significa que el dinero se colocará en diferentes inversiones con los beneficios pagados cada año para que sean utilizados. Así, solo una fracción de los €1.8 mil millones realmente alcanzará las áreas de crisis. Este fondo pretende dar respuesta a una “emergencia”, pero pasarán años antes de que se pueda pagar la primera entrega, así que el dinero no estará a tiempo para la crisis actual.
 
Luego está la retórica, empezando por el título. Un Fondo Fiduciario para África ignora el hecho de que los 54 países del continente representan una amplia variedad de sociedades y economías, cada una con sus propios desafíos y muchos con estándares razonables de crecimiento económico estable. El Sahel, por ejemplo, comprende diez países con diferentes sistemas de gobierno, religiones y sociedades, que varían desde políticamente estables hasta aquellos gobernados por jefes militares y que viven con miedo hacia los grupos terroristas.
 
El fondo también infantiliza la población de África del Norte –un fondo fiduciario usualmente se establece para niños.
 
El problema con la ayuda para la alimentación
 
Aparte de la guerra, lo que lleva a muchos a emigrar desde África del Norte es la inseguridad alimentaria causada por sequías, prácticas insostenibles de agricultura y sobrepoblación. Así que ¿qué hará el fondo de la Unión Europea al respecto?
 
La ayuda para la alimentación puede parecer una buena idea, pero en la práctica es compleja. La administración en el área es débil, la comida se deberá embarcar desde lejos e incluso si las provisiones llegaran a los aeropuertos locales y ciudades, ¿quién asegurará que alcancen a las personas en las regiones remotas, en donde hay mayor necesidad? Y una vez que la comida se acaba, el mismo problema permanece.
 
Una estrategia diferente puede ser proveer el dinero necesario para que las personas locales puedan invertirlo en sus negocios y así expandan la economía, de modo que la gente pueda comprar comida importada.
 
Los donantes internacionales cada vez más caen en cuenta de que proveer préstamos y financiamiento para semillas a economías pobres puede ser mucho más funcional que la ayuda, dado que crea un mayor compromiso con el uso prudente del dinero, al mismo tiempo que se hace más por un desarrollo económico duradero. [1] Pero se requiere más que inversión para que las personas se queden en lugares como Sahel, donde gobiernos débiles y grupos armados amenazan sus ganancias.
 
Sin embargo, otro uso para el fondo podría ser proveer asistencia técnica, capacitación y educación a países pobres. Educar a las personas significa crear una sociedad más abierta y demandante, que podría llevar a mejores gobiernos y, de nuevo, un crecimiento económico a través de la innovación. Pero en una región tan inestable como el Sahel, es poco probable que funcione. La ciencia y la innovación solo prosperan si las universidades se potencian y se promueve el pensamiento libre, pero la inversión a largo plazo necesaria para hacerlo es difícil de conseguir. Y una estrategia así podría ser contraproducente: las personas educadas son las primeras en irse del país mientras que la nación declina, porque tienen los fondos y las oportunidades para empezar una nueva vida en cualquier otro lugar. [2]
 
Más que dinero
 
En este caso, únicamente invertir dinero de ayudas no reducirá el número de personas que arriesgan sus vidas por una mejor vida en Europa. Pero ¿qué más se requiere?
 

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, insinuó la respuesta cuando propuso el fondo fiduciario en su discurso en el Estado de la Unión Europea el 9 de setiembre. Apasionadamente, él describió por qué Europa es el destino escogido para el arribo diario de refugiados en sus costas. Habló sobre los valores europeos de la libertad de expresión, tolerancia, aceptación y solidaridad –sin olvidar la prosperidad económica. “Hoy Europa representa un faro de esperanza, un refugio de estabilidad a los ojos de mujeres y hombres en el Medio Oriente y África”, dijo.
 
Así que Europa es el lugar ideal para liderar con el ejemplo. Junto con el dinero del fondo, regiones tales como el Sahel deben beneficiarse de una política de países europeos exterior revisada –no una que se enfoca en acuerdos petroleros, ataques con drones y que abandona, sino una que valora el compañerismo y la discusión. [3]
 
La creciente colaboración científica y el intercambio de conocimientos podrían ser un punto de inicio para esfuerzos conjuntos de largo término para arreglar las economías desinfladas de los gobiernos de África del Norte, y así terminar el belicismo.
 
Hay un consenso en que esto ha tenido algún éxito en Botswana, donde poco flujo de caja pero mucho intercambio técnico y de conocimiento crearon un estado próspero e innovador, tras la independencia del país en 1964. La misma estrategia llevó a un progreso significativo en Myanmar, Afganistán y los antiguos estados de Yugoslavia. A pesar de que los problemas aún acechan estos países, hoy son mucho mejores de lo que hubieran sido sin las universidades financiadas por la Unión Europea, las conferencias sobre la paz y los programas de capacitación técnica.
 
Europa tiene mucho que compartir: experiencia, innovación, directrices sobre normas que faciliten el comercio y dinero para financiar el intercambio de este conocimiento.
 
Una combinación de intercambio de conocimientos y financiamiento para la innovación podría ayudar más por construir refugios de estabilidad en regiones en crisis, de lo que un cuentagotas de ayuda podría hacer.
 
Inga Vesper es editora de noticias y especiales en SciDev.Net.
 
Este artículo fue publicado originalmente en la edición global de SciDev.Net.



Referencias

[1] Michael Nicholson and Sarah Lane The next step in African development: Aid, investment, or another round of debt? (US Agency for International Development, November 2012)
[2] Aaditya Mattoo and others Brain waste? Educated immigrants in the US labor market (Journal of Development Economics, October 2008)
[3] Oladiran Bello Quick fix or quicksand? Implementing the EU Sahel Strategy (FRIDE, November 2012)
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.