Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Brasil, más preocupado por el ambiente

[RÍO DE JANEIRO] El 94 por ciento de los brasileños expresa preocupación por el medio ambiente, de acuerdo con resultados de encuesta realizada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI), y anunciada a principios de este mes (4 de mayo). En 2010, el porcentaje que manifestó dicha preocupación fue del 80 por ciento.

Para el 44 por ciento de los entrevistados, la cuestión ambiental es más importante que el desarrollo económico, valor que en 2010 fue del 30 por ciento. Solo el ocho por ciento afirma aceptar una protección ambiental menos rigurosa en favor de más desarrollo.

“Hay percepciones distintas claras en la sociedad; mujeres, jóvenes y personas con más recursos financieros, por ejemplo, están más preocupados por el medio ambiente”, afirmó a SciDev.Net Shelley Carneiro, gerente ejecutivo de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la CNI.

El interés por el medio ambiente es mayor cuando el nivel educativo es más elevado. Entre los entrevistados con nivel universitario, el porcentaje de los que afirman tener preocupación por el medio ambiente es del 99 por ciento.

También aumentó la preocupación de los brasileños con respecto a los cambios climáticos: el 65 por ciento de los entrevistados afirman considerarlos un problema serio, mientras en 2009 el porcentaje fue del 47 por ciento.

Sin embargo, solo el 18 por ciento de los entrevistados dicen que efectivamente modificaron su forma de consumir en favor del medio ambiente.

Para Salvatore Siciliano, investigador de la Fundación Oswaldo Cruz, “es innegable que la preocupación del brasileño frente a las cuestiones ambientales se incrementó en los últimos años”. Pero, a su juicio, no es solamente la proximidad de la reunión Río+20 o la discusión alrededor del Código Forestal lo que ha generado esta conciencia.

“Las raíces pueden ser más profundas; estamos buscando una alimentación más saludable, estamos más preocupados por la contaminación, la deforestación y las quemas, que no son bien vistas; se busca una forma más armoniosa de convivir con la naturaleza”, dijo a SciDev.Net.

“Sin embargo, Brasil es un país de contradicciones y muchas veces es permitido o es poco cuestionado un desarrollo sin límites”, dijo.

La encuesta incluyó entrevistas con 2.002 personas mayores de 16 años, y fue realizada entre el 2 y el 5 de diciembre de 2011. El intervalo de confianza estimado es de 95 por ciento y el máximo margen de error de dos puntos porcentuales hacia arriba o debajo de los resultados encontrados.

Enlace a la encuesta (en portugués)