Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Agricultura invade zonas andinas de gran biodiversidad

Shares

[LIMA] Debido a cambios de temperatura y otras variables climáticas, la agricultura está invadiendo nuevas zonas de altura en la cordillera de los Andes, ricas en diversidad biológica, sin que se puedan predecir aún los impactos.

Ese es uno de los primeros hallazgos del monitoreo científico del impacto del cambio climático en la flora y fauna de los ecosistemas altoandinos, que comenzó en 2002 con auspicio de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Participan más de un centenar de científicos de diversos países que, sin pertenecer a ese organismo, poseen territorios andinos.

El monitoreo utiliza la metodología GLORIA (Global Observation Research Initiative in Alpine Enviroments), basada en la medición sistemática de variables como temperatura, precipitación y especies vegetales en cumbres de diversas partes del mundo.

Tiene el objetivo de establecer una red mundial para la observación a largo plazo y el estudio comparativo de los impactos del cambio climático en la biodiversidad de las altas montañas.

Actualmente, 85 lugares del mundo son monitoreados con GLORIA. En junio será incorporado el continente africano, se informó durante la presentación (27 de enero) en la sede de la CAN, en Lima.

En los Andes se están monitoreando doce sitios ubicados entre los 2.300 y 5.300 metros de altura, que abarcan 3.000 kilómetros de largo, desde Argentina y Chile hasta Venezuela.

“En el caso andino, construimos indicadores para monitorear el estado de conservación y vulnerabilidad de nuevas especies de organismos vivos, desde líquenes y bacterias hasta humanos, y a nivel de escala, hemos integrado ecosistemas, cuencas y paisajes”, explicó Stephan Halloy, coordinador científico de The Nature Conservancy, una de las entidades participantes.

Respecto a las zonas de altura con gran biodiversidad que están siendo invadidas por la agricultura, aún es muy pronto para determinar las repercusiones, pero lo cierto es que la agrobiodiversidad está siendo 'empujada hacia arriba', dijo Halloy a SciDev.Net.

Una alternativa que se está esbozando son las ‘arcas andinas’, entendidas como las rampas de refugio que se ubicarían en zonas de alta biodiversidad para conservar especies en peligro debido a los cambios que se van avizorando, añadió.

“[GLORIA] nos permite identificar las zonas prístinas, las perturbadas o con intensidad media de perturbación para poder manejar mejor la agricultura, lo cual permitirá a los políticos tomar mejores decisiones”, explicó.

Otro resultado preliminar es el descubrimiento de patrones que demuestran que el número de especies no disminuye con la altura, como siempre se creyó, lo cual tendrá implicancias en un contexto de cambio climático, resaltaron los expertos.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.