Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Perú renuncia a promesa de crear ministerio de ciencia

[LIMA] El gobierno peruano decidió no crear un ministerio de ciencia, rechazando la recomendación de un comité ad hoc nombrado por el presidente e integrado por renombrados científicos, que propuso la idea como parte de una hoja de ruta para revolucionar la ciencia en el país.

En vez de ello, el gobierno trasladará al organismo responsable de la promoción de la ciencia, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CONCYTEC), del ministerio de educación a la Presidencia del Consejo de Ministros, entidad que agrupa a una serie de oficinas públicas y organismos reguladores.

La medida sorprendió a muchos científicos que ahora temen que la influencia de la ciencia en el gobierno termine diluyéndose en lugar de aumentar como se preveía con la creación del ministerio. 

Durante su campaña electoral el año pasado, el hoy presidente Humala prometió promover el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación (CTI) y aumentar el presupuesto del rubro de su actual 0.1 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) —uno de los más bajos de la región— a por lo menos 0.7 por ciento del PIB para el final de su mandato. También se comprometió a crear el primer ministerio dedicado a la ciencia en el Perú.

Sin embargo, opiniones encontradas dentro de la comunidad académica sobre la necesidad de contar con un ministerio de ciencia llevaron a Humala a nombrar, en noviembre de 2011, un comité ad hoc de expertos científicos encargado de revisar las necesidades del sector.

La comisión elaboró un plan para el desarrollo e implementación de una política científica nacional, con propuestas específicas para impulsar la ciencia y la capacidad innovadora del país.

Una de las principales recomendaciones de la comisión fue la creación de un ministerio de ciencia o de un comité interministerial liderado por el presidente del Consejo de Ministros.

Pero el gobierno rechazó ambas opciones, sin dar mayores explicaciones, y tampoco queda claro si se adoptará el resto del plan de acción.

La ministra de educación, Patricia Salas, quien anunció la decisión del gobierno el mes pasado (16 de junio), se limitó a informar que fue “una decisión consensuada por el Consejo de Ministros, luego de evaluar las propuestas de la comisión ad hoc”.

Ni la ministra ni el Presidente del Consejo de Ministros respondieron los requerimientos de SciDev.Net para comentar la decisión.

Sin embargo, varios científicos dijeron a SciDev.Net que esta medida es un indicativo de que el gobierno tiene la voluntad política de mejorar la ciencia, pero carece de conocimientos sobre cómo hacerlo.

Francisco Sagasti, miembro de la citada comisión y ex jefe del Programa Nacional de Ciencia y Tecnología (FINCyT) —que también pertenece a la Presidencia del Consejo de Ministros— dijo que el gobierno podría adoptar el plan de acción y empezar inmediatamente a mejorar la “desastrosa” situación en la que se debate la CTI en el Perú.

Agregó que si el gobierno no lo había hecho hasta el momento era debido a “una combinación de indiferencia, ignorancia e incompetencia” en los temas de CTI, factores “que no logramos superar en el sector público y el gobierno”.

De hecho, los científicos peruanos están más preocupados por la falta de financiamiento y de una política coherente para desarrollar el sector de la ciencia, que sobre la composición precisa de un potencial ministerio de ciencia.

“Sin presupuesto, sin políticas y sin investigadores, no tiene sentido [crear un ministerio]”, precisó a SciDev.Net Rolando Páucar, físico nuclear y ex director del Instituto Peruano de Energía Nuclear.

Páucar añadió que el CONCYTEC, cuyo presupuesto anual ha permanecido inalterable en 16 millones de nuevos soles (alrededor de US$6 millones) en los últimos veinte años, requiere una “reingeniería, una nueva visión, un plan estratégico y un mayor presupuesto para poder realizar su trabajo”.