Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

En medio de la pandemia de COVID-19, Jamaica amplió su objetivo de reducción de emisiones, asumido en 2015, para incluir el uso de la tierra y los bosques.
 
Los nuevos objetivos comprometen a Jamaica a reducir entre 25,4 por ciento (sin el apoyo de los donantes) y en un 28,5 por ciento (condicional al apoyo de los donantes) las emisiones del uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura —que se sumarán a las reducciones ya comprometidas de energía— con un escenario de negocios para 2030.
 
La Directora de la Unidad de Cambio Climático de Jamaica, Una May Gordon, explicó por correo electrónico a SciDev.Net que el plan mejorado constituye una revisión de la política energética del país para 2009-2030, con nuevas evaluaciones y modelos que toman en cuenta la importancia de la agricultura y la forestería para la economía. Y añadió que ya se está desarrollando un plan de inversión para apoyar la implementación.
 
La política de reducción de emisiones, que se incorporó al marco de planificación del gobierno de Jamaica, hasta ahora ha reducido la dependencia del petróleo para la generación de energía de 95 por ciento en 2010 a casi 50 por ciento a finales de 2019.
 
Los planes para reducir las emisiones de los sistemas de transporte público y masivo incluyen la continua expansión de fuentes alternativas para reemplazar el combustible fósil en la mezcla de energía, e incentivos para apoyar el despliegue de vehículos eléctricos.
 

“Al comprometerse a seguir reforzando su objetivo general de reducción de emisiones e incorporar el cambio de uso de la tierra y los bosques en su plan, Jamaica está adoptando el tipo de medidas necesarias tanto para hacer frente al cambio climático como para recuperarse de la crisis de la COVID-19 de tal manera que refuerce su capacidad de recuperación ante futuras perturbaciones”.

Helen Mountford, Vicepresidenta de Clima y Economía, Instituto de Recursos Mundiales

Los nuevos objetivos abarcan una serie de actividades de mitigación y adaptación en los sectores agrícola y forestal e incorporan iniciativas para lograr sistemas y tecnologías más eficientes a fin de mejorar el uso del agua y la energía; el almacenamiento y la producción de alimentos y la diversificación de las técnicas de producción de alimentos. También hay planes para ampliar la agroforestería y la acuicultura.
 
Estas medidas adicionales mejorarían las oportunidades de empleo y las perspectivas de desarrollo posteriores a la COVID-19 a la vez que amortiguarán futuras conmociones que pudiera sufrir la isla, al crear nuevas oportunidades de inversión, coincidieron expertos regionales e internacionales consultados por SciDev.Net.
 
Debido a la pandemia, el gobierno de Jamaica ha proyectado una contracción del 5,1 por ciento en su economía al haber cerrado sectores críticos como turismo, minería y transporte. En una actualización económica del 27 de mayo, el Instituto de Planificación de Jamaica pronosticó un crecimiento negativo de entre -4.0 y -6.0 por ciento para el año fiscal 2020/2021, el más bajo en 40 años. El crecimiento del primer trimestre de 2020 fue 0,1 por ciento.
 
Hasta el 14 de julio la isla registraba 762 personas positivas a COVID-19 y 10 muertes. La mayoría de contagios son importados principalmente de los EE.UU.
 
"Sería imprudente volver a los negocios como antes. La recuperación de la COVID-19 debe incluir un cambio a una economía menos intensiva en carbono en el marco del Acuerdo de París y que Jamaica se ha comprometido a realizar a través de este nuevas, mejoradas y más ambiciosas contribuciones nacionalmente determinadas", dijo por teléfono Carlos Fuller, negociador climático regional y enlace con el Centro de Cambio Climático de la Comunidad del Caribe.
 
Al tiempo que instó a otros países a tomar nota del "ambicioso" ejemplo de Jamaica, Fuller continuó: "Las actividades necesarias para lograr contribuciones más ambiciosas brindan a los jamaiquinos la oportunidad de crear nuevas perspectivas económicas, que generarán más empleo, iniciativas de creación de capacidad, desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías, estimularán la inversión extranjera directa y conducirán a una más sana y mejor calidad de vida".
 
"Al comprometerse a seguir reforzando su objetivo general de reducción de emisiones e incorporar el cambio de uso de la tierra y los bosques en su plan, Jamaica está adoptando el tipo de medidas necesarias tanto para hacer frente al cambio climático como para recuperarse de la crisis de la COVID-19 de tal manera que refuerce su capacidad de recuperación ante futuras perturbaciones", señaló por correo electrónico Helen Mountford, Vicepresidenta de Clima y Economía del Instituto de Recursos Mundiales.
 
El director adjunto y asesor científico del CCCCC, Ulric Trotz, también señaló la importancia de que otros gobiernos regionales adopten medidas similares.
 
"Habrá una disminución significativa de las emisiones regionales si los países con altas emisiones como Trinidad y Tobago, Cuba y la República Dominicana, así como Belice, Guyana y Surinam, países con emisiones significativamente más altas por el uso de la tierra, toman a Jamaica como precedente", dijo.
 
Gordon confirmó que Jamaica continuaría su labor en relación con los compromisos de 2015, lo que indica que los esfuerzos por reducir las emisiones del transporte y la generación de electricidad -que representan la parte más importante de las emisiones de gases de efecto invernadero- siguen su curso.