Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Energía solar asequible para los pobres está al alcance

Regiones pobres del mundo pueden ser abastecidas de energía solar accesible hacia 2020 a través de la combinación de tecnología barata y servicios provistos por compañías de telefonía celular, argumenta Carl Poper, director de la organización popular Sierra Club.

El progreso en modelos tecnológicos, financieros y de negocios está superando las tradicionales barreras que vivían los pueblos de menores recursos para acceder a energías renovables a pueblos pobres, dijo. “La combinación del extremadamente barato sol, la revolución de la telefonía celular y las transacciones bancarias a través de telefonía móvil ha cambiado todo”.

La energía eléctrica y los combustibles fósiles tradicionales no llegarán a quienes los necesitan hacia 2030, según Pope, y éstos se están encareciendo. Pero las nuevas tecnologías, más baratas y más sofisticadas crean una oportunidad para reunir los recursos necesarios para financiar la energía solar destinada a los pobres.

Antenas de telefonía celular alrededor de todo el mundo están siendo convertidas en fuentes híbridas de energía renovable, ofreciendo a las compañías telefónicas una “poderosa motivación para llevar energía renovable a áreas rurales, proporcionar electricidad a sus clientes y cobrar por electricidad a través de sus sistemas de pago de telefonía celular”.

Ejemplos de modelos de negocios innovadores incluyen Econet Power, de Zimbabwe, que provee energía solar por US$1 a la semana a sus clientes que cuentan con teléfonos celulares. El cobro se asocia a la cuenta del celular del usuario.

Entregar a los pobres energía renovable fuera de la red eléctrica requiere capital para comprar energía solar, modelos de negocios que permitan a los hogares pagar por lo que usan, hacer que la electricidad sea más barata que la parafina y abastecer las cadenas y redes de distribución. “El dinero está sobre la mesa. Solo está en los platos equivocados”, dice Pope.

El experto pide que las negociaciones de Río+20 adopten la energía solar distribuida y reemplacen la parafina, un combustible caro y sucio. Esto salvaría 1,5 millones de vidas al año (la parafina emite casi la misma contaminación por gas invernadero que la economía del Reino Unido), aumentaría el ingreso de la quinta parte de los más pobres del mundo en 25 a 30 por ciento y crearía demanda para expandir los sistemas solares. Y podría redundar en que la mitad del mundo cuente con energía renovable, dice Pope.  

Enlace al artículo completo en Yale Environment 360

Enlace al especial de SciDev.Net sobre energía solar para los pobres

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.