Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Seguir las recomendaciones que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los pacientes con dengue que deben recibir transfusiones de sangre como parte del tratamiento redujo hasta 96 por ciento los costos de la enfermedad y hasta 33 por ciento el tiempo de internación en Brasil.

El dato, estimado en un estudio publicado en Plos One, es especialmente relevante en un año en que Brasil registró un aumento de casi siete veces los casos de dengue en el primer semestre de 2019 en comparación con el mismo período de 2018.

Según el Ministerio de Salud de Brasil, mientras que en la primera mitad de 2019 se registraron más de 1,2 millones de casos sospechosos de dengue, en el mismo período de 2018 hubo 180.000 casos.

El equipo analizó los casos de dengue en Brasil y observó aquellos en que los pacientes recibieron transfusión sin los criterios recomendados por la OMS y los casos en que no recibieron transfusión. “Seguir las recomendaciones propuestas por la OMS fue decisivo”, dijo a SciDev.Net Alessandra Aparecida Vieira Machado, de la Universidad Federal de Grande Dourados y autora del estudio.

Recibir una transfusión sin seguir las recomendaciones aumentó la duración de la hospitalización en 1,29 días, y los costos fueron 5,1 veces más altos que en los casos en que no hubo transfusión de componentes sanguíneos. Los pacientes que recibieron una transfusión según los criterios de la OMS tuvieron una reducción de costos de cerca de 96 por ciento en comparación con los que recibieron una transfusión pero no cumplieron con los criterios de la OMS.

Multirão contra dengue Vitápolis.jpg
Esfuerzos por hacer limpieza contra el dengue en Vitápolis, Itapevi, en el Estado de São Paulo (Brasil).

La OMS recomienda la transfusión de componentes sanguíneos, por ejemplo, en casos de sangrado incontrolable y cuando el paciente tiene que someterse a una cirugía, como una cesárea, y tiene un bajo recuento de plaquetas.

“El estudio es relevante porque muestra que el incumplimiento de los protocolos de tratamiento tiene un costo para el paciente y para el sistema. Es precisamente para proporcionar la mejor atención posible que minimice los efectos adversos de la enfermedad, incluida la prevención de muertes, que existen protocolos”, opinó a SciDev.Net Márcia Castro, profesora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, que no participó en la investigación.

En términos económicos, los costos de los casos de dengue se pueden dividir en costos para los proveedores de servicios —que incluyen vigilancia, control, costos hospitalarios y estudios de laboratorio— y costos para el individuo o la comunidad, como gastos médicos, medicamentos, transporte de pacientes y familia, entre otros.

La baja productividad debido a que el paciente debe faltar al trabajo y la pérdida de capital humano si muere también entran en el cálculo.

Precisamente sobre eso está investigando Castro, quien junto a un equipo de científicos desarrolla actualmente un estudio para calcular los costos totales del dengue en Brasil entre 2010 y 2015, en base a un modelo desarrollado por el mismo equipo y publicado en 2017. En esta oportunidad el grupo consideró ocho escenarios que estiman los costos mínimos y máximos de la enfermedad.

Según los datos preliminares, Brasil gastó un promedio de US$ 506 billones por año en el período analizado. En promedio, 58 por ciento del monto gastado fue pagado por los proveedores y 42 por ciento por individuos o la comunidad. “El mayor costo del dengue para el gobierno está en la vigilancia y el control de vectores”, detalló Castro, autora del estudio en curso y del trabajo de 2017. Agregó que para la comunidad, la pérdida de productividad es el factor que más influye en los costos del dengue.

El equipo también calculó el costo per cápita de la enfermedad en Brasil, es decir, el costo de la enfermedad para cada habitante del país. Este costo varía de US$ 2,20 a US$ 3,70 por cada año entre 2010 y 2015.

En tanto, el costo total por cada caso de dengue en el período estudiado fue de US$ 530 a US$ 1.060, dependiendo del año. Esta es la cantidad total a cargo del gobierno y de las personas.

En el período analizado en este estudio todavía no había incidencia de los casos de zika y chikungunya, otras enfermedades transmitidas por el mismo mosquito. Por lo tanto, los autores estiman que luego de 2016, con el aumento de casos de estas enfermedades, los costos deben haber aumentado.

“A partir de 2016, los costos abarcan todos los arbovirus. El control de vectores no es solo para el dengue, sino también para zika y chikungunya”, explicó Castro. Algunos costos serán específicos para cada arbovirosa, y otros serán compartidos.

“El impacto económico del dengue en Brasil es alto y extremadamente preocupante, y nos damos cuenta de que el gobierno aún está arrastrándose para reducir los costos”, dijo Machado.

Enlace al estudio en Plos One

Temas relacionados