10/09/10

Intercambio de datos climáticos ‘será lento y caro’

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

Persuadir a los países para que entreguen información con el fin de conformar una base de datos climática internacional tomará años y millones de dólares, admitieron meteorólogos esta semana en una reunión destinada a explorar cómo llevar a cabo esta empresa. 

Para que las naciones comprendan los efectos que tendrá el cambio climático en su territorio es esencial reunir datos locales en una base de datos internacionalmente coordinada, concluyeron en la reunión, organizada por la Oficina Meteorológica del Reino Unido. 

Pero mucho países podrían vender esos datos en otra parte, por ejemplo, a una compañía comercial, o podrían querer conservarla para hacer sus propias investigaciones, dijeron delegados en el ‘Taller Primario sobre temperatura de la superficie terrestre: paquetes de datos para el siglo 21’, realizado en Exeter, Reino Unido (7 a 9 de septiembre). 

Otros sencillamente no tienen los datos, o los tienen, pero no pueden costear su digitalización. 

El taller se convocó para iniciar discusiones sobre la creación de una base de datos con temperaturas de la superficie terrestre disponible en forma gratuita, en respuesta a una decisión tomada en la reunión de la Comisión de Climatología de la Organización Meteorológica Mundial, realizada en Turquía en febrero pasado.
 
“Los generadores de políticas no han comprendido completamente cuán importantes son estos datos, cómo se están recolectando con sólo unos pocos científicos alrededor del mundo, y cómo producen fantásticos resultados, tales como discernir la realidad del calentamiento global”, dijo Peter Stott, director del comité internacional de la reunión y miembro del Centro Hadley de la Oficina Meteorológica del Reino Unido.
 
“Nos gustaría observar en forma mucho más detallada los efectos [del cambio climático] que veremos”, agregó. 

En particular, faltan datos disponibles a una alta resolución temporal y espacial: datos recolectados más de una vez al día a una resolución de unos pocos kilómetros como máximo. 

“Creo que tenemos una obligación hacia el mundo”, dijo Joseph Mukuria, del Departamento Meteorológico de Kenia. “Necesitamos presentar más datos para los modelos globales, de manera que éstos puedan recoger los aspectos necesarios en los niveles locales más específicos”. 

“En Argentina nos inclinamos por entregar los datos a la base de datos mundial, porque entendemos que es importante para nosotros apoyar el análisis de esta información”, dijo Matilde Rusticucci, científica atmosférica y oceánica de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina. 

Según dijo Stott a SciDev.Net, es comprensible que los países no quieran compartir datos que han tardado años en recolectar, antes de poder hacer su propia investigación y publicar artículos científicos con ella. 

“También está el aspecto de las prioridades”, dijo Mukuria. Los países en desarrollo están preocupados por temas económicos y de la seguridad alimentaria, dijo, por lo que no se centran en los datos. 

“Ya es hora de que les enseñemos que los datos que recolectan ayudarán también a la economía”. 

Jayashnee Revadekar, del Instituto de Meteorología Tropical de la India, dijo que su instituto estaba feliz de compartir información original que han recolectado, pero que parte de su investigación se basa en paquetes de datos adquiridos a otras fuentes, por lo que no pueden ser compartidos. 

Un grupo creado en la reunión trazará un plan para el próximo año, dijo Stott.

Trust-Logo-Stacked