Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Tres de los candidatos con más posibilidad de transformarse en el próximo presidente de Colombia a partir del 7 de agosto están prometiendo subir a uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) la inversión en ciencia y tecnología.

Si bien esta ha sido una promesa de campaña desde hace 50 años cuando se creó Colciencias —la institución que en Colombia promueve el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación—, no solo no se ha logrado, sino que hoy es solo de 0,2 por ciento del PIB.
Frente a este escenario electoral, la comunidad científica colombiana ha decidido poner en circulación dos documentos de propuestas para el futuro presidente.

El primer documento, titulado “Desafíos para el 2030”, ha sido impulsado por la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ACCEFyN), con el concurso de miembros de otras academias, sociedades científicas y universidades.

El texto presenta 13 propuestas para el desarrollo de la ciencia y la tecnología, 17 para promover una educación para la paz y 15 para el tema ambiental, que garantice agua, alimento y energía.

El segundo documento fue liderado por el primer director de Colciencias, Capitán Alberto Ospina Taborda, conjuntamente con otros exdirectores de la institución.

En él formulan diez propuestas ‘cruciales para una Colombia mejor’, y presentan recomendaciones para invertir en campos como la formación del talento humano, salud, biodiversidad y agua, estudios sociales, nuevas tecnologías, transferencia y apropiación del conocimiento.

“Es una buena guía para quienes tomarán decisiones, para que sepan que esos campos son importantes para invertir porque lo han sido en otros países similares al nuestro”, dice Ospina a SciDev.Net.

Los dos documentos no solo coinciden en incrementar la inversión para el sector, sino en la pérdida de institucionalidad del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Ambos sugieren revivir el Consejo Nacional como la autoridad máxima del sistema, “con capacidad de reflexión, prospectiva y dirección”, con representación de distintos sectores y regiones, y asesor del presidente de la República.

“Debe ser el que dicte la política”, enfatiza el presidente de la Academia, Enrique Forero, en diálogo con SciDev.Net. “Colciencias ha perdido el liderazgo”.

Forero urge políticas de largo plazo y ofrece asesoría en la construcción del Plan de Desarrollo que deberá formular el nuevo presidente, e incluso durante las campañas de los candidatos: “Necesitan comunicarse con la comunidad académica que tiene la información para tomar decisiones inteligentes en el caso de ser elegidos”.

También coinciden en fortalecer los centros de investigación y desarrollo tecnológico, como un llamado a las propuestas de los candidatos que ofrecen crear nuevos centros. Más bien crear mecanismos de apoyo para que los que existen puedan dedicarse a producir nuevo conocimiento y no a conseguir fondos para subsistir.

“Los centros autónomos —privados sin ánimo de lucro— enfrentan una grave crisis, y los gubernamentales están sometidos a una burocracia que muchas veces les impide trabajar adecuadamente”, se detalla en el documento de la Academia.

Más allá de estos documentos, Ospina también hace un llamado a sus colegas: “Es necesario que la comunidad científica se mantenga unida y vigilante para que no dejemos que ciencia y tecnología se olviden del quehacer nacional”.

Alejandro Olaya, director de Colciencias, dijo a SciDev.Net que ha tenido un ‘productivo diálogo’ con los autores de ambos documentos, e incorporarán “sus valiosas recomendaciones al Libro Verde 2030: Política Nacional de Ciencia e Innovación, que Colciencias como entidad rectora presentará al país el próximo 22 de mayo”.

Pero anota que “estas propuestas deben ser complementadas a partir de la visión y las necesidades de otros actores del sistema nacional de CTI, como las universidades, los centros e institutos de I+D+i, los innovadores, los empresarios, de todas las regiones del país y los más importantes, los ciudadanos, pues a ellos es a quien debemos corresponder con el avance y consolidación de la ciencia y la innovación nacional”.

Temas relacionados