16/11/20

Ministerio de Ciencia de Chile presenta su primera política nacional

politica ciencia Chile
El Ministro de Ciencia, Andrés Couve presentó la primera Política Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile a representantes de más de 25 sociedades científicas. Crédito de la imagen: Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

De un vistazo

  • La política se hizo de manera colaborativa con representantes de la ciencia y sociedad civil
  • No incluye apoyos claros a la ciencia básica ni a recursos humanos, cuestionan especialistas
  • Al no ser de largo plazo, está limitada al gobierno en turno cuyo periodo finaliza en 2022

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile presentó la primera Política Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación que si bien es vista como un avance hacia una sociedad del conocimiento también es cuestionada por tener un alcance limitado.

La política fue construida de manera participativa: entre octubre de 2019 y enero de 2020, un total de 1.027 personas, representantes de la ciencia, comunicación, innovación y la sociedad civil, contribuyeron en su construcción.  

De esas mesas de trabajo y de la propuesta del Ministerio nacieron cuatro ejes de acción: vinculación con la sociedad, futuro, fortalecimiento del ecosistema, y capacidades institucionales.

Con ellos se busca potenciar la apropiación social del conocimiento a través de nuevas capacidades institucionales; desarrollar competencias al interior del sector público para anticiparse a los retos de futuro; fortalecer y potenciar el talento humano y los centros de investigación e innovación; y robustecer el ecosistema para potenciar su contribución al país.

Estos lineamientos ayudarán a Chile a “enfrentar desafíos urgentes e ineludibles como la transformación tecnológica, el cambio climático y el necesario fortalecimiento de nuestra democracia, a través de iniciativas que contribuyen al desarrollo integral y sostenible del país”, dijo el ministro de Ciencia Andrés Couve al presentar la política a fines de octubre.

Desde el Ministerio dijeron a SciDev.Net que la política busca sustentar una nueva organización de la institucionalidad científica en formación, acoger la diversidad de actores del ecosistema y adaptarse de manera flexible a los cambios.

Estos lineamientos ayudarán a Chile a “enfrentar desafíos urgentes e ineludibles como la transformación tecnológica, el cambio climático y el necesario fortalecimiento de nuestra democracia, a través de iniciativas que contribuyen al desarrollo integral y sostenible del país”.

Andrés Couve, ministro de Ciencia de Chile

Si bien este es un primer paso, esta política está muy enfocada en la ciencia aplicada, dijo por teléfono a SciDev.Net Cecilia Hidalgo, presidenta de la Academia de Ciencias de Chile. “Estoy de acuerdo que esto es necesario, pero ello no puede significar dejar de lado la ciencia básica”, aseguró.

Para Hidalgo, una forma de reforzar lo anterior es mejorando programas como el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), que financian investigaciones de postgrado, pero también la de científicos con más años de carrera.

Jorge Babul, director del programa de Bachillerato de la Universidad de Chile, enfatiza en la necesidad de enfocarse en el capital humano. “Decir que se va a mejorar la calidad de vida y que se buscará el desarrollo integral de Chile suena muy bien, pero eso no se ve reflejado en los ejes propuestos”, dijo por teléfono a SciDev.Net.

A su juicio es necesario enfocarse en educar a la gente que pueda hacer esos objetivos realidad. “Y los investigadores de postgrado son los que generan el conocimiento y la base de la ciencia que se hace en Chile”, aseguró.

Estas objeciones se dan en el contexto de la eventual baja del presupuesto que las ciencias tendrían en Chile en 2021 y que afectaría principalmente al programa de becas para cursar postgrados en el extranjero. Actualmente esto se discute en el Congreso junto con el resto de las partidas presupuestarias de la nación.

“Estoy de acuerdo que esto [la ciencia aplicada] es necesario, pero ello no puede significar dejar de lado la ciencia básica”.

Cecilia Hidalgo, presidenta de la Academia de Ciencias de Chile

Otro punto criticado por los investigadores consultados es el corto horizonte de acción que tiene la política, pues abarca únicamente el periodo del actual gobierno hasta 2022. “Ella debe ser de largo aliento y no algo circunstancial”, aseguró Jorge Babul.

Hidalgo coincidió con el diagnóstico y explicó que la Academia de Ciencias comenzará a trabajar en una propuesta de política de ciencia de Estado, que trascienda al gobierno de turno.

Carolina Gainza, directora de la Asociación de Investigadores en Artes y Humanidades, aseguró por teléfono a SciDev.Net que si bien en la política presentada existe una visión integral y multidimensional de las disciplinas que se deben desarrollar, ello no se refleja en las acciones específicas de fomento a las distintas áreas.

“Las ciencias sociales han sido claves para entender ciertos fenómenos de la pandemia, revelando importantes aspectos de la sociedad y la cultura”, ejemplificó.

La política presentada es parte de la instalación del nuevo Ministerio que se inició hace poco más de un año. Le seguirá un Plan de Acción, aún en elaboración, que contendrá las medidas específicas de normas, planes y programas a desarrollarse, junto a sus prioridades y metas.

Trust-Logo-Stacked