07/05/11

Brasil: científicos critican cambios a Código Forestal

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

[CURITIBA] Políticos brasileños, apoyados por grandes agricultores, están uniendo fuerzas para modificar el Código Forestal, única ley que prevé el mantenimiento de áreas nativas en propiedades rurales. 

La legislación actual obliga a los hacendados a preservar al menos 30 metros de bosque nativo a lo largo de las dos márgenes de los ríos con hasta cinco metros de ancho. La propuesta de cambio de la ley, en tanto, prevé que la mitad de esas áreas sean eliminadas. Además, la modificación sugiere la amnistía a los agricultores que cometan delitos ambientales. 

Los productores argumentan que esa ley impide el progreso agrícola, mientras los ambientalistas aseguran que su modificación sería una invitación a la deforestación. 

Para arrojar luz sobre el debate, el pasado 25 de abril las dos principales organizaciones científicas brasileñas —la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC) y la Academia Brasileña de Ciencias (ABC)— divulgaron un documento de 124 páginas que analiza el impacto ambiental de los cambios sugeridos por los agricultores. 

El estudio, titulado El Código Forestal y la ciencia: contribuciones para el diálogo, critica la superficialidad de la discusión en la esfera política. 

“Estamos alterando nuestra legislación forestal sin ninguna base científica”, dijo a SciDev.Net el ingeniero agrónomo Celso Manzatto, de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa).
 
Según él, “los agricultores están equivocados al pensar que preservar la naturaleza impide el desarrollo agrícola. Por el contrario, la agricultura depende completamente del equilibrio y la conservación de los ecosistemas”. 

Para el ingeniero forestal Helton da Silva, de Embrapa, “el Código Forestal sí debe ser actualizado, pero no de esta forma tan apresurada como están queriendo”. 

Según la SBPC, son necesarios al menos dos años más para que se pueda proponer una legislación científicamente fundamentada. 

Pero el Congreso tiene prisa. El diputado Aldo Rebelo, autor del proyecto que modifica la ley, dice que el tema se viene discutiendo desde hace años, y no hay motivo para esperar. 

La senadora Kátia Abrey, principal voz de los agricultores, argumenta que el Código Forestal es una ley arcaica, y precisa urgentemente ser modificada. 

Silva refuta, diciendo que “el hecho de que la ley sea antigua no significa que sea mala”. Los argumentos presentados por los agricultores, desde la perspectiva de la comunidad científica, no tienen sentido. 

El estudio dice que, si se aprueba la modificación, 31 por ciento de las áreas preservadas podrán ser deforestadas, aumentando significativamente las emisiones de carbono, que Brasil, en la COP15, se comprometió a disminuir

La discusión del proyecto debiera realizarse esta semana, aunque varios intentos previos han sido postergados.

Documento completo “El Código Forestal y la ciencia: contribuciones para el diálogo” (en portugués)

Trust-Logo-Stacked