29/04/15

Microbioma de yanomamis: el más grande y diverso del mundo

Yanomami-Haeuptling by de Yanomami-Hilfe e.V.
Crédito de la imagen: Yanomami-Hilfe e.V.

De un vistazo

  • Etnia fue localizada por primera vez en años sesenta tras más de 11.000 años de aislamiento
  • También tienen genes de resistencia a antibióticos pese a no haber estado expuestos a ellos
  • Hallazgos refuerzan evidencia que asocia occidentalización con pérdida de diversidad bacteriana

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

El microbioma humano más grande y con los niveles bacterianos más altos y diversos del mundo corresponde a la etnia venezolana Yanomami, según el hallazgo de un grupo de científicos estadounidenses, venezolanos y puertorriqueños.
 
Un microbioma es la comunidad de microorganismos presentes en un ser vivo y que interactúan con él, lo cual determina muchos aspectos funcionales.
 
Según el estudio publicado en Science Advances (17 de abril), algunas de las bacterias encontradas en los Yanomami no habían podido ser estudiadas a fondo por su rareza, por lo que su presencia en las muestras representa una oportunidad única para su documentación.

“No solo las bacterias forman parte de un microbioma. Creo que sería interesante también explorar, en algún momento, los virus”.

Alexis Mendoza León, Universidad Central de Venezuela

 
Los Yanomami son una comunidad indígena que vive de la caza y recolección de frutos en las selvas del sur de Venezuela y norte de Brasil. Investigadores estiman que los yanomamis vivieron aislados de toda influencia externa por más de 11.000 años. En 1960 el mundo tuvo su primer contacto con ellos, a través de una expedición médica.
 
Para el análisis, se compararon muestras de heces, saliva y piel de yanomamis con muestras de personas que viven en los Estados Unidos, cazadores africanos de Malawi e indígenas Guajibo, de Colombia.
 
Una de las conclusiones del estudio es que a pesar de no haber tenido contacto anterior con medicamentos utilizados comúnmente en la civilización occidental, el microbioma de los yanomamis muestra resistencia a algunos antibióticos, lo cual indica que genes con esta resistencia estaban presentes de manera natural en la etnia mucho antes de las expediciones que los pusieron en contacto con el mundo.
 
Se ha teorizado sobre la correlación entre el modo de vida moderno occidental y la disminución de la diversidad microbiana de los humanos que habitan en zonas urbanas del mundo, aunque aún no se ha podido probar una relación de causa-efecto en esta materia, destacan los investigadores.
 
Alexis Mendoza León, jefe del Laboratorio de Bioquímica y Biología Molecular de Parásitos de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, que no participó del estudio, explica a SciDev.Net que esta información podría usarse en el futuro para trazar un mapa del “microbioma ancestral” humano.
 
Ello eventualmente ayudaría a desarrollar mejores tratamientos y planes preventivos para algunos problemas médicos, como los vinculados a la obesidad, inflamaciones del tracto gastrointestinal y la resistencia a antibióticos, añade.
 
“La gran diversidad microbiana hallada, entre otras cosas producto del aislamiento de la comunidad, puede ser indicativo, tal como lo señalan los autores, de que la alteración de un conjunto de factores relacionados con patrones culturales, alimentación, medio ambiente, industrialización, ha tenido un efecto directo sobre el microbioma humano”, dice.
 
Señala que aunque el artículo aporta muchos datos útiles, es importante recordar que no solo las bacterias forman parte de un microbioma. “Creo que sería interesante también explorar, en algún momento, los virus”, sugiere.
 
Enlace al estudio enScience Advances (en inglés)

Trust-Logo-Stacked