Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[SÃO PAULO] El pueblo de Regência, en el estado de Espírito Santo, una de las áreas afectadas por el peor desastre ambiental de Brasil, se enfrentaría a un escenario de contaminación ambiental crónica en el futuro cercano, según una reciente investigación.
 
La contaminación crónica sería fatal para Regência, debido a que es un pueblo que depende de actividades pesqueras y turísticas.
 
El 5 de noviembre de 2015, una presa de retención de residuos mineros dirigida por la empresa brasileña Samarco se rompió en una zona próxima a la ciudad de Mariana, en el estado de Minas Gerais, y una ola de 50 millones de metros cúbicos de agua y sedimentos de mineral de hierro inundó las inmediaciones, diezmando la vida silvestre y arrojando una nube de óxido y lodo rojizo por el río Doce, de gran importancia económica para la región.

La principal contribución del estudio es la observación de que los efectos e impactos ambientales en el área costera pueden manifestarse de manera más significativa a medida que pasa el tiempo”.

Omar Yazbek Bitar, Centro de Tecnologías Geoambientales del Instituto de Investigación Tecnológica de Brasil

 
Además de destruir aldeas y dejar a cientos de personas sin hogar, los relaves arrasaron la vida acuática de la región mientras discurrían 600 kilómetros río abajo por 17 días hasta llegar a su estuario, próximo a la villa de Regência.
 
Desde entonces, después de haber sido arrastrados constantemente hacia el océano por el río, los residuos han formado una mancha móvil que se desplaza hacia arriba y abajo a lo largo de 200 kilómetros de la costa, al norte y al sur del río Doce, llegando al menos a dos centros de preservación de vida marina.
 
Ahora, un equipo de científicos ha comprobado que los metales llegados al estuario del río Doce están asociados a un grupo de minerales llamados oxihidróxidos de hierro y están almacenados sobre todo en las capas superiores del suelo.

Mariana, Minas Gerais
Vista aérea del área afectada por el rompimiento del dique de retención de relaves mineros en Mariana, Minas Gerais.
Crédito: Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (IBAMA).
 
“Resulta que los oxihidróxidos de hierro pueden solubilizarse, causando la liberación progresiva de los metales asociados al medio ambiente”, explica a SciDev.Net Tiago Osório Ferreira, profesor en la Escuela de Agricultura Luiz de Queiroz de la Universidad de São Paulo y uno de los autores del estudio, que será publicado próximamente en la revista Science of the Total Environment.
 
Según los investigadores, los hallazgos indican que las condiciones actuales en el ambiente del estuario y la solubilización de los oxihidróxidos de hierro pueden desencadenar la liberación progresiva de metales tóxicos, con alta probabilidad de causar una contaminación ambiental crónica en el área. Los estuarios son conocidos por mantener sistemas ecológicos muy activos, con una amplia gama de funciones ecosistémicas.
 
Los investigadores esperan ahora evaluar otros componentes del ecosistema afectado, como la fauna y flora local, con el fin de monitorear los niveles de polución a través del tiempo, de modo que se puedan desarrollar estrategias para mitigar la contaminación en esta área. En total, unas 1.500 hectáreas han sido completamente destruidas por el desastre.

Bento Rodrigues
Las aguas con lodo y óxido discurrieron por 600 kilómetros arrasando con todo a su paso.
Crédito: Senado Federal, Minas Gerais.

Para Omar Yazbek Bitar, geólogo del Centro de Tecnologías Geoambientales del Instituto de Investigación Tecnológica de Brasil, el estudio indica que hay un enriquecimiento en los contenidos de metales de estos suelos, posiblemente debido a la interacción de los relaves con la vegetación ribereña, que con el tiempo podría incrementar el riesgo de contaminación ambiental.
 
“La principal contribución del estudio es la observación de que los efectos e impactos ambientales en el área costera pueden manifestarse de manera más significativa a medida que pasa el tiempo”, complementa a SciDev.Net.
 
“También es una alerta de la necesidad de un monitoreo constante sobre la presencia de metales en la región del estuario y el desarrollo de soluciones viables que podrían contribuir a evitar o mitigar los impactos ambientales y sociales”, señala.
 
Enlace al estudio completo en Science of the Total Environment


El estudio publicado en la revista Science of the Total Environment es resultado de un proyecto apoyado por FAPESP, donante de SciDev.Net.