Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[RIO DE JANEIRO] La audiencia de la Conferencia Internacional "Cómo la Ciencia y Tecnología pueden contribuir a la reducción de la pobreza y de la desigualdad", que se realiza en Río de Janeiro del 27 al 29 de marzo, no difiere del patrón que se suele ver en los eventos científicos en Brasil: está constituida en su gran mayoría por hombres blancos de edad avanzada. En eventos internacionales como este, los pocos negros presentes son, generalmente, representantes de países de África o del Caribe.

Sin embargo, esta situación —que refleja la exclusión de la población negra brasileña de las universidades— paulatinamente está cambiando porque comparativamente en el mundo académico ahora hay una mayor presencia negra gracias a las políticas de cuotas raciales y sociales instituidas en el país a lo largo de las últimas dos décadas, según señaló Adilson José Moreira, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, de São Paulo, uno de los expositores de la Conferencia.

En 1999, solo 0,8 por ciento de los alumnos y el 0,6 por ciento de los profesores de las universidades federales brasileñas eran negros, a pesar de que la mitad de la población del país es afrodescendiente.

Esto cambió significativamente con la institución de las cuotas raciales y sociales, afirmó Moreira, quien es doctor en Derecho Constitucional Comparado por la Universidad de Harvard (EEUU) y participó en la mesa "Desigualdad y diferencia: tensiones y complementariedades”, en el primer día de la reunión.

Para 2017, la presencia de alumnos negros había aumentado a 17 por ciento en Brasil, incluyendo universidades privadas que se beneficiaron del Fondo de Financiamiento al Estudiante de la Enseñanza Superior, otra forma de acción afirmativa, como se denomina a las políticas dirigidas a personas pertenecientes a grupos discriminados y victimizados por la exclusión socioeconómica en el pasado o en el presente.

Adilson by marina lemle
Adilson José Moreira mostró cifras que avalan pertinencia de políticas de cuotas raciales y sociales.
Crédito:  Academia Brasileña de Ciencias.

El profesor expresó a SciDev.Net que las acciones afirmativas también resultaron en un aumento significativo de investigaciones sobre temas que interesan a la población negra, como enfermedades psicosomáticas y análisis psicológicos del impacto del racismo en el desarrollo emocional de los niños.

Paradójicamente, ha sido la propia controversia de las cuotas raciales la que ha suscitado el desarrollo de esas investigaciones.

De 2003 a 2008 el énfasis estuvo en la constitucionalidad de las cuotas y sus implicancias, y de 2009 a 2013, en los efectos de la experiencia brasileña en la sociedad, coinciden Fernanda Vieira Guarnieri y Lucy Leal Melo-Silva en el artículo Cotas Universitarias en Brasil: Análisis de una década de producción científica, publicado en la revista Psicología Escolar y Educativa en agosto de 2017.

Férreo defensor de las acciones afirmativas, Moreira resaltó que a pesar de los avances, las universidades "todavía están dominadas por hombres blancos, heterosexuales y de clase alta", y mostró preocupación por las intenciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de reducir dichas políticas.

En octubre de 2018, cuando aún era candidato a la Presidencia de la República, durante una entrevista en televisión en el estado de Piauí, Bolsonaro afirmó que la política de cuotas en Brasil está "totalmente equivocada". "Usted no tiene que tener una política para eso. Esto no puede seguir existiendo, todo es ‘cuotismo’: cuotas para negros, cuotas para mujeres, cuotas para gays, cuotas para nordestinos, cuotas para piauienses. Todo es cuotismo en Brasil. Vamos a acabar con eso", dijo el entonces candidato.

"Tal vez no necesitamos implementar una igualdad numérica estricta, pero definitivamente es importante tener representatividad en los espacios académicos y de investigación y principalmente dentro de los órganos de deliberación de esos espacios”, afirmó Moreira a SciDev.Net.

Y añadió: “Los profesores negros, los homosexuales y las mujeres deben participar en las decisiones que van a determinar la asignación de fondos de investigación para este o aquel tema".

El objetivo de la conferencia es discutir cómo puede movilizarse la comunidad científica para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Dirigida a científicos, la academia y público en general, en la conferencia participan expositores nacionales e internacionales de Asia, África, Europa, Estados Unidos y representantes de organismos internacionales.

Es organizada por la Academia Brasileña de Ciencias, coordinada por el Comité de Ciencia para la Erradicación de la Pobreza de la Asociación InterAcademias (InterAcademy Partnership - IAP), una red global de Academias de Ciencias y Medicina cuyo fin es comprometer esfuerzos por la reducción de la pobreza y la desigualdad en el mundo.