Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[SÃO PAULO] Más de la mitad del capital que abasteció a la industria de la soya y la carne en la región amazónica entre octubre de 2000 y agosto de 2011 provino de paraísos fiscales, sobre todo de las Islas Caimán, reveló un estudio publicado en la revista Nature Ecology and Evolution.
 
Según la investigación que evaluó los impactos ambientales asociados a estos países y territorios, estos sectores constituyen los principales impulsores de la deforestación en Brasil, pues el cultivo de soya y la ganadería para producción de carne solo pueden llevarse a cabo en campos abiertos que otrora tenían árboles.
 
De los casi US$ 27 miles de millones transferidos a esas compañías en el período analizado, US$ 18,4 miles de millones se originaron de paraísos fiscales, en general usado por multinacionales, políticos y personas ricas para ocultar su fortuna y flujo de dinero, y reducir su exposición a los impuestos.
 
Es probable que las cantidades rastreadas constituyan solo una pequeña fracción del monto total canalizado por los paraísos fiscales, usado en el financiamiento de actividades ilícitas y ambientalmente destructivas.

“Nuestro estudio muestra que el uso de paraísos fiscales no es solo un reto sociopolítico y económico, sino también ambiental”.

Victor Galaz, Universidad de Estocolmo

 
Con base en datos públicos de órganos internacionales, de Interpol y del Banco Central de Brasil, los investigadores lograron descubrir que el dinero drenado por medio de los paraísos fiscales ha sido usado para financiar actividades usualmente asociadas con la deforestación en el Amazonía.
 
El análisis también constató que alrededor de 70 por ciento de los buques pesqueros involucrados en la pesca ilegal o no regulada se registraron en paraísos fiscales, en particular Belice y Panamá.
 
Los paraísos fiscales también son llamados estados con pabellón de conveniencia, esto es, países con capacidad de vigilancia limitada que no penalizan a los buques que naveguen bajo su bandera, incluso si se determina que operan en violación de la ley internacional.
 
La combinación de paraísos fiscales y pabellones de conveniencia permite a las compañías navegar en embarcaciones pesqueras con identidad dual, una de las cuales se usa para actividades legales y otra para la pesca ilegal.

Amazon_slash_and_burn_agriculture_Colombia_South_America
Crédito: Matt Zimmerman.
 
“Nuestro estudio muestra que el uso de paraísos fiscales no es solo un reto sociopolítico y económico, sino también ambiental”, dice a SciDev.Net Victor Galaz, del Centro de Resiliencia de Estocolmo de la Universidad de Estocolmo, Suecia, y uno de los autores del estudio.
 
Esta “falta de transparencia obstaculiza la capacidad de las autoridades de analizar cómo los flujos financieros afectan las actividades económicas en su territorio y si proporcionan subsidios ocultos a sectores involucrados en actividades dañinas para el ambiente”, añade el investigador.
 
Galaz explica que los ecosistemas evaluados, especialmente la selva amazónica, son de gran importancia para garantizar la seguridad alimentaria, la biodiversidad y el mantenimiento de la estabilidad climática en el mundo.
 
El biólogo William Laurence, de la Universidad James Cook, Australia, que no participó en el estudio, señala que “los paraísos fiscales están desempeñando un papel crucial al permitir la deforestación ilegal y la sobrepesca”. “Sospecho que esto es solo la punta de un iceberg muy letal”, añade a SciDev.Net.
 
“Probablemente haya muchas más actividades ilegales y daños ambientales subvencionados por el dinero de paraísos fiscales que aún no han sido revelados por la investigación”, agrega Laurence.
 
Según el experto, los hallazgos presentados en el estudio deben ampliar el interés e impulsar más  investigaciones sobre los paraísos fiscales, especialmente en su papel relacionados con las actividades ilegales.
 
Para Galaz, es imperativo que los gobiernos sitúen a los paraísos fiscales en la agenda de sostenibilidad con el objetivo de proteger el ambiente.

Enlace al estudio completo en Nature Ecology and Evolution

Temas relacionados