Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[BUENOS AIRES] La falta de planificación y de políticas para hacer frente a los movimientos de personas generados por el cambio climático y desastres naturales asociados es una constante en países de América Latina y el Caribe, concluyen dos estudios regionales publicados en el International Journal of Climate Change Stretegies and Management.

En uno de los estudios el foco está puesto en los pequeños estados insulares del Caribe y el Pacífico, allí donde el cambio climático es literalmente un asunto de supervivencia de personas y naciones.

“La migración y el desplazamiento debido a eventos relacionados con el clima ya están sucediendo, principalmente debido a desastres naturales, pero también debido a eventos de movimiento lento como el aumento del nivel del mar, la erosión costera y la entrada de aguas saladas”, advierte el trabajo titulado Políticas y mecanismos para dirigir la migración y los desplazamientos debidos al cambio climático en los pequeños estados insulares del Pacífico y el Caribe

“Pocos países en la región incluyen la movilidad humana como un tópico estratégico en sus políticas climáticas y normas (…) aunque hay avances en lo que tiene que ver con visas humanitarias para personas desplazadas por desastres”.

Informe La movilidad humana en el contexto del cambio climático y los desastres: un enfoque sudamericano.


"Aunque se reconoce que el cambio climático es una amenaza existencial para estos pequeños estados insulares, pocos tienen políticas o mecanismos para guiar el desplazamiento y la migración inducidas por el cambio climático: mucho de ese movimiento de personas se hace de un modo no planificado, lo que incrementa la vulnerabilidad si la gente se muda lugares aún más expuestos", señaló a SciDev.Net Adelle Thomas, de la Universidad de Bahamas, investigadora senior de Climate Analytics y autora principal del trabajo.

En el otro informe, por su parte, se analiza la situación sudamericana. Realizado por académicos brasileños, señala que la región se ha movido a tracción a desastres y cada país ha generado leyes y tomado medidas después de hechos trágicos como inundaciones, terremotos o aludes. Pero en lo que respecta a la movilidad debido al cambio climático aún la reacción es errática.

“Pocos países en la región incluyen la movilidad humana como un tópico estratégico en sus políticas climáticas y normas (…) aunque hay avances en lo que tiene que ver con visas humanitarias para personas desplazadas por desastres”, por ejemplo.

Se calcula que entre 2000 y 2015, unos ocho millones de personas fueron desplazadas o evacuadas debido a desastres en Sudamérica (incluso la cantidad podría estar subestimada). “La medida más urgente que los gobiernos regionales y la sociedad civil deben tomar es trabajar en datos claros, específicos y acumulados respecto de los desplazamientos causados por desastres y cambio climático”, dice Lilian Yamamoto, coautora del estudio Movilidad humana en el contexto del cambio climático y desastres: una aproximación sudamericana.

Según Yamamoto, investigadora de la Red Sudamericana para las Migraciones Ambientales (Resama), “no se trata solo de adoptar las guías internacionales: las políticas regionales sobre migración ambiental deben adecuarse a las necesidades locales que afectan más a la gente”.
Sin embargo, Pablo Escribano, especialista temático regional en migraciones, ambiente y cambio climático de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), tiene una mirada más positiva del proceso que están dando los estados.

“Es un tema relativamente nuevo que se está incorporando progresivamente tanto en la agenda internacional (Pacto Mundial sobre Migraciones, Acuerdo de París, Iniciativa Nansen y Plataforma sobre Desplazamiento por Desastres, entre otros) como en instrumentos nacionales. Hay evoluciones muy buenas en algunos países y en otros el tema va ingresando poco a poco en la agenda y es trabajo de la OIM y de otros socios fomentar esta evolución y apoyar los procesos”, opinó.