Tratamientos de siglos de antigüedad necesitan una actualización

Dice mucho de la atención sanitria mundial el hecho que la mordedura de serpiente, un flagelo antiguo, fuera declarada el año pasado como una enfermedad tropical desatendida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para fines de 2018, esta agencia había anunciado el desarrollo de un plan para enfrentarlo. Este Especial se ocupa de las dimensiones del problema, así como de la facilidad con que podría abordarse. Con la inversión correcta en antivenenos, instalaciones y personal de calidad, ninguna población debería temer la muerte por mordedura de serpiente.
 
Existe una necesidad urgente de mejorar el suero derivado de caballo que se produce, ya desde hace un siglo, inyectando a los caballos veneno de serpiente y extrayendo los anticuerpos para usar en las víctimas de mordedura de serpiente. Si bien es eficaz, el antiveneno derivado de caballos es costoso de producir y conlleva el riesgo de reacciones alérgicas graves. Los nuevos métodos en desarrollo incluyen nanopartículas, herramientas de diagnóstico para determinar las especies de serpientes que muerden y anticuerpos creados en el laboratorio.