19/12/19

Seis medidas para proteger bosques del cambio climático

bench-cascade-creek-environment
Expertos presentaron un documento para remarcar la relación directa entre bosques y el fenómeno climático global Crédito de la imagen: Pixabay / Pexels [Imagen libre de uso].

De un vistazo

  • Documento elaborado por científicos resume medidas para proteger a bosques de cambio climático
  • El texto establece seis medidas que incluyen medidas políticas, sociales y económicas
  • Los autores, expertos de la InterAcademy Partnership (IAP), lo presentaron en la COP25

Enviar a un amigo

Los detalles proporcionados en esta página no serán usados para enviar correo electrónico no solicitado y no se venderán a terceros. Ver política de privacidad.

Representantes de un grupo compuesto por unos 30.000 científicos, ingenieros y profesionales de la salud aprovecharon la Cumbre de Cambio Climático de Madrid (COP25) —que finalizó el domingo 15 de diciembre— para presentar la “Comunicación sobre los bosques tropicales” en la que subrayan una serie de medidas necesarias para proteger los bosques y a la vez combatir el cambio climático.

Los expertos reunidos en InterAcademy Partnership (IAP) presentaron el documento, que en su resumen ejecutivo incluye seis medidas. Según señalaron, esta iniciativa se pretende repetir cuando la coyuntura, como los incendios amazónicos, lo requiera.

Reducir el uso de combustibles fósiles, entender los factores que subyacen a la deforestación, aplicar el conocimiento de manera efectiva (a través de políticas regulatorias, por ejemplo), impulsar el apoyo internacional (aumentando el consumo responsable de carne, soja, aceite de palma, por ejemplo) y dar incentivos financieros para la conservación de los bosques y revisar herramientas existentes son las medidas propuestas.

El objetivo de la iniciativa es a la vez científico y de divulgación o alerta pública. “Intentamos que la gente sepa que no es solo una cuestión de que los bosques son importantes, sino que es urgentemente crítico revertir las tendencias de deforestación”, dijo a SciDev.Net Mike Norton, director del programa ambiental del Consejo Científico Asesor de las Academias Europeas (EASAC) y miembro de la IAP. En ese sentido, citó los fuegos que azotaron a la Amazonia como uno de los eventos clave de 2019.

Incendio_en_Ñembi_Guasu
Incendio en Ñembi Guasu (Bolivia) el 1 de septiembre del 2019.
Crédito de la imagen: Puya Raimondi / Wikipedia (CC BY-SA 4.0).

“Cada vez se reconoce más la urgencia de bajar la tasa del cambio climático. Hay muchos trabajos científicos que remarcan la crítica importancia de los bosques a la hora de almacenar carbono y removerlo de la atmósfera”, añadió.

En el resumen ejecutivo, los científicos hacen especial referencia a herramientas internacionales como la “Reducción de Emisiones generadas por la Deforestación y la Degradación” (REDD), de la ONU, que “no ha probado ser efectivas para reducir la deforestación”, y pide un programa masivo para restaurar la integridad de las áreas dañadas. En ese sentido, marca una serie de medidas, entre las que incluye la reducción de los combustibles fósiles para que el cambio climático no afecte aún más a los bosques; comprender los factores subyacentes de la deforestación y apoyar los derechos de los pueblos indígenas.

“La iniciativa IAP se relaciona con la profundidad de la deforestación en Sudamérica, África y el Sudeste Asiático en los últimos años. Es esencial que la detengamos de manera global”, afirmó Paulo Artaxo, de la Universidad de San Pablo (Brasil) y también miembro de IAP, a SciDev.Net. Agregó que la idea es hacer planteos y declaraciones cuando la ciencia sea necesaria para las políticas públicas.

Además de los fuegos amazónicos, que se extendieron de Brasil a Bolivia, la Comunicación de IAP cita los incendios en bosques de Indonesia cuyo smog llegó hasta Malasia y Singapur, durante setiembre de 2019. Y bucea en las causas comerciales que llevan a la deforestación: en Brasil (y otros países de Sudamérica) para plantar soja y criar ganado; en Indonesia, para producir aceite de palma.

“Me agrada que en el documento se vea un fuerte vínculo entre la deforestación, los incendios y las commodities”, dijo François-Nicolas Robinne, del Global Water Futures, de la Universidad Saskatechewan (Canadá) que no formó parte de la IAP.

Robinne es coordinador de un equipo de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO) que precisamente trata de poner en relación estas variables con números precisos. “Es esencial para comprender cuánto de los fuegos y la degradación ambiental está dentro de muchos productos que se intercambian de manera global; la deforestación es resultado de la demanda de los países desarrollados, algo que quizá debería ponerse más de manifiesto”, añadió.

Entre los puntos débiles del documento, Robinne señala que haría un énfasis más fuerte en la corrupción y la inestabilidad política, la necesidad de marcar la responsabilidad de las empresas y la situación socioeconómica de las poblaciones en los lugares donde hay bosques.

Enlace a la Comunicación sobre los bosques tropicales (en inglés)

Trust-Logo-Stacked