Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[SANTIAGO] Dos empresas mineras de la zona central de Chile sumaron recientemente a sus faenas el uso de energía proveniente del sol.

Minera San Pedro, ubicada en la comuna de Tiltil, a 51 kilómetros al norte de la capital, inauguró este mes una planta fotovoltaica con una capacidad de 3MW de potencia instalada, que generará 60 por ciento de la energía que requiere su operación minera. El 40 por ciento restante se inyectará a la red eléctrica del país para su comercialización.

Un segundo proyecto consiste en la instalación a escala piloto de una “isla solar flotante” de paneles fotovoltaicos sobre un tranque o embalse de relaves mineros. Junto con generar energía limpia, esto optimizará el uso del agua en la faena, al reducir su evaporación.

“Es una excelente idea para la trazabilidad de la minería, generar energía y hacer un uso eficiente del agua”, dice a SciDev.Net el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

Los paneles flotantes fueron instalados por la empresa Anglo American en su mina Los Bronces, 50 kilómetros al noroeste de Santiago. Consta de 256 paneles fotovoltaicos de 330 watts cada uno, con una capacidad instalada conjunta de 86 kW y es la primera vez que se instalan sobre un relave minero.

“Esta es una solución para maximizar el uso eficiente de agua ante la escasez hídrica de la zona central del país”, dice a SciDev.Net Patricio Chacana, vicepresidente de Operaciones de Los Bronces.

Esta es una solución para maximizar el uso eficiente de agua ante la escasez hídrica de la zona central del país

Patricio Chacana, vicepresidente de Operaciones de Los Bronces

Lo anterior, agrega, porque los paneles reducen en 80 por ciento la evaporación del agua en la superficie de 1.200 m2 que cubren, aumentando así la disponibilidad del recurso hídrico, que se reutiliza en el proceso de producción de la mina de cobre y molibdeno a rajo abierto.

Por otra parte, al generar 150.000 kWh/año de energía eléctrica renovable, la isla de paneles fotovoltaicos reducirá las emisiones de CO2 en 58 toneladas anuales.

“El escalamiento de este piloto tiene el potencial de cubrir hasta diez por ciento de la energía requerida durante el día en la operación”, dice Chacana.

Según el informe Where Sun Meets Water, del Banco Mundial publicado el pasado octubre, las islas solares que flotan sobre la superficie de lagos, embalses hidroeléctricos, tranques agrícolas, lagunas industriales y en las cercanías de áreas costeras, “son una de las tecnologías de generación eléctrica de mayor crecimiento en la actualidad”.

A nivel mundial, desde fines de 2014 hasta septiembre de 2018 la capacidad instalada de estas islas flotantes aumentó de 10 Megawatts (MW) a 1,1 GW.

Considerando que en Chile existen 101 relaves activos, “esta planta piloto permitirá que otras empresas la puedan mirar y replicar”, sostiene Prokurica, destacando que ésta aborda dos desafíos de la minería a nivel mundial: el cuidado del medio ambiente y el uso del espacio. 

Al instalarse sobre superficies de agua, estas islas de paneles fotovoltaicos generan energía renovable sin competir por terrenos que podrían ser utilizados para otros fines, corrobora Chacana.

Como los paneles están en contacto con el agua, se produce un enfriamiento natural del sistema que favorece la generación eléctrica.
El proyecto fue desarrollado por Lenergie y Ciel & Terre diseñó y e implementó el sistema de anclaje.