Las tecnologías para aprovechar la energía solar como una ruta hacia energías de baja emisión de carbono se están desarrollando a una velocidad vertiginosa. Este Informe especial analiza de qué manera el mundo en desarrollo puede hacer mejor uso de ellas para beneficiar a los millones de pobres rurales que viven todavía sin electricidad.