Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

El futuro de la ciencia brasileña para los próximos cuatro años comenzará a trazarse el próximo 28 de octubre, cuando se realice la segunda vuelta electoral. Y es que los dos candidatos que competirán tienen visiones muy diferentes de los problemas y soluciones para el sector.

Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal, que obtuvo el 46 por ciento de los votos válidos, propone estimular a los investigadores jóvenes a buscar alianzas con empresas privadas para transformar sus ideas en productos y hace suponer una mayor reducción de la inversión pública en el sector.

"El modelo actual de investigación y desarrollo en Brasil está totalmente agotado, no hay más espacio para basar esta importante área de la economía moderna en una estrategia centralizada, dirigida desde Brasilia y dependiente exclusivamente de los recursos públicos. Nuestra intención es crear un ambiente favorable al espíritu empresarial. Así, valoraremos a los talentos nacionales y atraeremos a otros del exterior para generar nuevas tecnologías, empleo y renta aquí", señala su plan.

Por su parte Fernando Haddad —que obtuvo el 29 por ciento de la votación—representante del Partido de los Trabajadores (PT), ha prometido reinstalar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación —que fue fusionado con el Ministerio de Comunicaciones apenas 24 horas después que el actual Presidente Temer asumió el cargo—, revocar la Enmienda 95 y ampliar las inversiones públicas al nivel del 2 por ciento del PIB para 2030.

La Enmienda Constitucional 95 congeló las inversiones públicas por 20 años en áreas estratégicas como ciencia y tecnología, educación y salud.

Actualmente, Brasil invierte sólo el 1 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, menos de la mitad de lo que se invierte en los países desarrollados. Pero además, desde 2014, el sector de CTI enfrenta recortes presupuestales progresivos.


Actualmente, la Comisión de Constitución y Justicia y de Ciudadanía de la Cámara de Diputados analiza una Propuesta de Enmienda Constitucional que revocaría los cambios de la EC95. Si se aprueba, pasará a discusión en los plenarios de la Cámara de Diputados y del Senado y de aprobarse en ambas cámaras irá al Presidente de la República para su ratificación.

El plan del PT también incluye la iniciativa privada, proponiendo la creación de redes colaborativas para innovación en áreas estratégicas, con participación de universidades y centros de excelencia públicos y privados, pero enfatiza la importancia de las inversiones públicas.

"Los presupuestos de las agencias de fomento federales, como el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico y la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior, serán recuperados y ampliados", dijo a SciDev.Net Ana Luiza Aguiar de la oficina de prensa del candidato.

Haddad fue ministro de educación de 2005 a 2012, en los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff, y prefecto de la ciudad de São Paulo de 2013 a 2016.

Actualmente, Brasil invierte sólo el 1 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, menos de la mitad de lo que se invierte en los países desarrollados. Pero además, desde 2014, el sector de CTI enfrenta recortes presupuestales progresivos. Por ejemplo, el presupuesto de 2018 fue de aproximadamente un tercio del valor de los de 2010 y 2013. Una de las consecuencias inmediatas ha sido el desplome del país del puesto 47 en el Índice Global de Innovación en 2011 hasta el 69º en 2017. Ildeu Moreira, presidente de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC), dice que la discusión pública sobre estos temas todavía está muy por debajo de lo que debería ser debido a su importancia para el país.

Asimismo, reconoce que los candidatos en sus programas incluyen informaciones escasas y no muy bien fundamentadas sobre CyT, porque en Brasil “no existe una tradición de que los candidatos presenten programas bien estructurados”.

"Ante de la primera vuelta electoral realizamos un debate por redes sociales con varios candidatos, como Haddad y Ciro Gomes, pero del candidato Bolsonaro no hemos tenido respuesta oficial a nuestras solicitudes hasta ahora", señaló Moreira.

En la etapa previa a las elecciones para Presidente de la República, gobernadores, senadores y diputados federales y estales, realizadas el 7 de octubre, la SBPC promovió una serie de encuentros y debates sobre ciencia, tecnología, innovación y educación que fueron compilados en el documento: Políticas públicas para el Brasil que queremos, disponible en el Observatorio de Elecciones, creado en el sitio de la SPBC.

Dicho documento fue enviado a los candidatos con el fin de que se comprometieran en su aplicación. De los 161 candidatos que respondieron positivamente, 24 han sido elegidos, de los cuales 18 como diputados federales, dos estatales y un distrital, y tres senadores.

"Tenemos un número razonable de candidatos elegidos que tienen un compromiso claro con puntos de ciencia, tecnología e innovación. Vamos a tener una reunión con ellos y otros ligados al tema para debatir una actuación más estructurada en el Congreso Nacional", informó Moreira a SciDev.Net.

Señala que la entidad que preside, conjuntamente con la Academia Brasileña de Ciencias, los consejos de la Fundación Estatal de Apoyo a la Investigación y los secretarios de CyT, están contemplando organizar para el próximo año un "Observatorio Legislativo" para que la comunidad científica pueda seguir el progreso de las directrices, hablar con los diputados y senadores, sugerir legislaciones, discutir el presupuesto y tener una presencia permanente en el Congreso.

"Además, tras la primera vuelta enviamos una nueva carta a los dos presidenciables, que contiene cinco preguntas fundamentales sobre el futuro de la CTI y educación, y los invitamos a dialogar con representaciones de la comunidad científica en encuentros sobre las grandes cuestiones de la ciencia, la tecnología, la innovación y la educación. Seguimos aguardando las respuestas", finalizó.

Enlace al documento Políticas públicas para el Brasil que queremos (en portugués)

Enlace a la carta enviada a los dos candidatos que competirán en la segunda vuelta (en portugués)

Temas relacionados