Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

[RIO DE JANEIRO] Los jóvenes brasileños apoyan la ciencia y confían en los científicos, según resultados de la primera encuesta brasileña que analizó las percepciones de los jóvenes brasileños sobre ciencia y tecnología, presentada este lunes (24 de junio).

Casi la totalidad de los encuestados afirmó que la ciencia trae beneficios para la humanidad.

De los jóvenes entrevistados, 60 por ciento está a favor del aumento de las inversiones en el área, datos que contrastan con la realidad del país, especialmente después del decreto del gobierno federal, en marzo de este año, que redujo en más de 40 por ciento el presupuesto para el sector.

Entre marzo y abril de este año se realizaron 2.200 entrevistas domiciliares con jóvenes entre 15 y 24 años de todas las regiones del país. El estudio incluyó, además, una etapa cualitativa con entrevistas y grupos de discusión en dos ciudades brasileñas (Río de Janeiro y Belém), con 43 jóvenes.

El grado de interés de los jóvenes por diversos temas fue uno de los tópicos del estudio: 67 por ciento de ellos afirmó tener interés por la ciencia —más que por deportes (62 por ciento)—, quedando detrás solo del ambiente (80 por ciento) y de la medicina y la salud (74 por ciento).

“Los datos siguen la tendencia de las cuatro encuestas nacionales hechas anteriormente, en las cuales la mayoría de los brasileños expresó interés por temas de ciencia y tecnología y el apoyo al sector. Sin embargo, esta vez los resultados de esta primera investigación enfocada en los jóvenes desestructuran el imaginario social de que la juventud no se interesa por ciencia y tecnología”, afirma a SciDev.Net Luisa Massarani, coordinadora del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología en Comunicación Pública de la Ciencia y la Tecnología (INCT-CPCT), responsable del estudio e investigadora de la Fundación Oswaldo Cruz.

“Buena parte de la actitud y percepción de las personas sobre la ciencia no tiene que ver con su grado de conocimiento científico, sino con posicionamientos políticos y morales. Las opiniones sobre el cambio climático, por ejemplo, están influenciadas por vicios políticos, mientras que las visiones sobre la evolución humana están influenciadas por creencias religiosas”,

Yurij Castelfranchi, miembro del INCT-CPCT y co-coordinador del estudio


Sin embargo, los investigadores percibieron la pérdida de protagonismo de los jóvenes en la búsqueda y el acceso a la información, incluso en ciencia y tecnología, en comparación con generaciones anteriores. “La información dejó de ser buscada y accedida; los jóvenes relatan que son las informaciones que llegan a ellos”, afirmó.

La principal forma de acceso a la información científica señalada por la mayoría de encuestados fue YouTube (73 por ciento). Whatsapp y Facebook —considerados por los jóvenes como los principales difusores de noticias falsas— fueron indicados por 50 por ciento de los entrevistados como fuente importante de información de ciencia y tecnología.

“Los jóvenes expresan angustia e incertidumbre en lo que se refiere a la veracidad de las informaciones que reciben y relatan tener dificultad de identificar en lo que pueden confiar”, dice Massarani.

Los resultados evidenciaron un desconocimiento por parte de los jóvenes sobre la ciencia brasileña: solo 5 por ciento de los encuestados lograron recordar el nombre de algún científico brasileño y 12 por ciento el de una institución de investigación del país.

También expresaron poca familiaridad con nociones básicas de ciencia. Por ejemplo, solo 40 por ciento expresó que los antibióticos no matan virus. “Eso es particularmente preocupante en tiempos de resistencia bacteriana —en la que una de las causas es el uso incorrecto de antibióticos— y es un tema de gran relevancia para la salud pública”, dijo Massarani.

Según Yurij Castelfranchi, miembro del INCT-CPCT y uno de los coordinadores del estudio, estos datos revelan un desencuentro entre el interés y la actitud, porque los jóvenes reconocen la importancia social de la ciencia, pero el interés no se refleja en una actitud de apropiación real. Sin embargo, el experto alerta: “Buena parte de la actitud y percepción de las personas sobre la ciencia no tiene que ver con su grado de conocimiento científico, sino con posicionamientos políticos y morales. Las opiniones sobre el cambio climático, por ejemplo, están influenciadas por vicios políticos, mientras que las visiones sobre la evolución humana están influenciadas por creencias religiosas”.

En este sentido, 54 por ciento afirmó que los científicos pueden estar exagerando sobre los efectos del cambio climático; y 40 por ciento dijo que no estaba de acuerdo con la afirmación de que los seres humanos evolucionaron a lo largo del tiempo y descendieron de otros animales

Para John Besley, profesor de la Michigan State University y responsable de la investigación de la Percepción Pública de la Ciencia en Estados Unidos, realizada cada dos años por la National Science Foundation, los resultados de la encuesta con los jóvenes brasileños convergen con otras investigaciones nacionales de género, Estados Unidos.

De acuerdo con el relevamiento realizado en Estados Unidos, siete de cada 10 estadounidenses creen en los beneficios de la ciencia, pero muchos también demuestran dificultad en cuestiones básicas del tema. “Los científicos cometemos el error de creer que la gente debe conocer todo de la ciencia. Pero lo más importante es que demuestren impresiones positivas sobre las disciplinas cientificas, pues saben que la ciencia, cuando está bien, puede mejorar su calidad de vida”, analiza.

La investigación contó con el apoyo del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y de las Fundaciones Estatales de Apoyo a la Investigación de Río de Janeiro (Faperj) y de Minas Gerais (Fapemig).


Además de una de las coordinadoras del estudio, Luisa Massarani es también coordinadora de SciDev.Net para América Latina.

Temas relacionados