Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

El aumento de la temperatura por el cambio climático mermará en al menos un tercio la producción de bananas en los principales países productores de esta fruta, asegura un estudio publicado este mes en Nature Climate Change. Entre los afectados estarían India (el mayor productor y consumidor del mundo), Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá y Filipinas, todos los cuales son grandes exportadores.
 
Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2017 se produjeron 114 millones de toneladas de bananas en el mundo.  De ese total, 40 millones provienen de India y China.
 
Utilizando datos de temperatura y precipitaciones entre 1961 y 2016 de 27 países productores de bananas de América Latina y el Caribe, África, Asia y Oceanía, científicos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, determinaron la productividad de las plantaciones.
 
Así, descubrieron que el aumento de temperatura en ese periodo ha incrementado la producción en la mayoría de los países. Pero cuando usaron un modelo para proyectar esos datos hacia el futuro, el panorama cambió radicalmente: casi todas las naciones estudiadas sufrirían una merma en la producción.
 
bananafairtrade by daniel bebber
A diferencia de otros cultivos, como las leguminosas y ciertos cereales, el banano puede verse beneficiado por el cambio climático.
Cortesía de Daniel Bebber para SciDev.Net.
 
Los cálculos los hicieron tomando como base escenarios de alzas promedio de temperatura, a nivel mundial, de entre 1,4° C y 2° C.

“A las bananas les gusta las temperaturas cálidas, por eso se ha incrementado su producción, pero también tienen un límite. Algunos lugares, como Brasil, India o Colombia, podrían volverse demasiado calurosos y secos para ellas”, comenta a SciDev.Net Daniel Bebber, académico del Departamento de Biociencias de la Universidad de Exeter y coautor del estudio.
 
Según los hallazgos del estudio, la temperatura media anual ideal para la productividad del banano es de 26,7° C, pero esta cifra varía según la región. En el caso de Brasil, por ejemplo, el óptimo está a los 20,1 ° C, en cambio en África ese número se eleva hasta los 30,4° C.
 
Pero si bien los climas más cálidos ayudaron a mejorar la producción, la tecnificación también ha sido responsable.  “Parte de ese aumento, además, se explica por la inversión en sistemas de irrigación, fertilizantes y otras tecnologías”, agrega el investigador.

“A las bananas les gusta las temperaturas cálidas, por eso se ha incrementado su producción, pero también tienen un límite. Algunos lugares, como Brasil, India o Colombia, podrían volverse demasiado calurosos y secos para ellas”.

Daniel Bebber – Universidad de Exeter, Reino Unido.

 
Con los parámetros de clima y tecnología, los científicos crearon un ranking para clasificar a los 27 países estudiados, que representan en conjunto el 86 por ciento de la producción mundial de bananas. Así, por ejemplo, en la categoría de “en riesgo”, que considera un alza promedio de temperatura de 2° C para mediados de siglo, quedaron Malasia, Panamá, Nicaragua, Brasil y Colombia.  
 
Mientras que los dos mayores productores, India y China, junto con Australia, Indonesia y Filipinas fueron clasificados como "adaptables". Es decir, aunque sufrirían efectos negativos en sus rendimientos por el cambio climático, la tecnología que ya están utilizando les ayudaría a contrarrestar esa merma.
 
Entre los países clasificados como "ventajosos", o que se beneficiarían con el cambio climático,  se encuentran algunos de los principales exportadores actuales, como Ecuador y Honduras, además de Angola, Burundi, Camerún, República Democrática del Congo, Etiopía, Guinea, Costa de Marfil, Kenia, Ruanda y Tanzania.
 
Si bien Ecuador está en esta última categoría, ella solo considera los registros promedio de temperatura y no otros factores como los eventos climáticos extremos, por eso hay que ser cautelosos con el resultado, advierte a SciDev.Net Freddy Magdama, investigador del Centro de Investigaciones Biotecnológicas del Ecuador (CIBE) y quien no fue parte del estudio.

bananawash
Variedades más resistentes al calor y a las enfermedades ayudarían a mantener la producción mundial de bananas.
Cortesía de Daniel Bebber para SciDev.Net.
 
“Hemos tenido periodos de lluvias fuertes que han dañado una parte importante de la producción, pero al mismo tiempo esta se ha ido tecnificando, lo que contrarresta ese efecto climático”, señala el experto. Además, continúa, hay otros factores como el mercado y los acuerdos comerciales que también han impulsado la producción en ese país.
 
Julián Ramírez, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en Colombia, que tampoco fue parte del estudio, coincide en que esta es una buena primera aproximación, pero general.
 
“Este análisis no incluyó otros factores como, por ejemplo, el que los cultivos se moverán geográficamente por el cambio climático como se espera que ocurra en algunas partes de África occidental”, dice a SciDev.Net. Y no sería lo único. Las enfermedades tampoco fueron consideradas, agrega.
 
En un estudio publicado en Plos One, y del que Julián Ramírez es coautor, se analizó la distribución global de la Sigatoka negra, un hongo que ataca al banano y que se beneficia con la temperatura y la humedad, y, por ende, con el cambio climático. Y el mismo Daniel Bebber, en otro  estudio publicado en mayo pasado en Philosophical Transactions of the Royal Society B, confirmó que el cambio climático ayudará a la expansión de este hongo. Otro ejemplo es el Fusarium TR4 que recientemente se confirmó en Latinoamérica, específicamente en Colombia, y que está presente en muchos países productores. En África, en particular, apareció en Mozambique y los expertos actualmente están analizando si el hongo sigue restringido a ese país o ya se diseminó.
 
Daniel Bebber reconoce que el siguiente paso es hacer estudios más detallados a nivel local para que este modelo se pueda convertir en una herramienta de decisión.
 
“Es difícil saber ahora si solo la tecnología actual será suficiente para resguardar la producción de bananos, pero el control biológico de las enfermedades y la edición genética para lograr especies que se adapten a las nuevas condiciones serán claves”, concluye.


Enlace al resumen del artículo en Nature Climate Change.