Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Hombres violentos tienden a conductas sexuales riesgosas
  • Hombres violentos tienden a conductas sexuales riesgosas

Crédito de la imagen: European Parliament/Flickr

De un vistazo

  • En Guatemala hallan relación entre violencia doméstica y conductas sexualmente riesgosas

  • Cuando hay violencia, las mujeres tienen menos chance de negociar el uso de protección en sus relaciones sexuales

  • Debería haber un mayor enlace entre el sistema legal y médico con respecto a estas mujeres, dicen expertos

Shares
Los hombres que han agredido física, emocional o sexualmente a sus parejas femeninas en Guatemala son propensos a incurrir en conductas sexualmente riesgosas para contraer infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH/Sida.

Además, el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades se extiende a sus esposas o compañeras, victimizándolas doblemente por ser agredidas e infectadas.

Esto concluyó un estudio de la Universidad de Tulane (Luisiana, Estados Unidos) a base a testimonios de varones casados o con pareja estable relevados en la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil (ENSMI) realizada en Guatemala en 2009.

Estudios previos en Estados Unidos, Sur de Asia y África Subsahariana hallaron relación entre estas agresiones y el riesgo de incurrir en conductas sexualmente riesgosas, como la infidelidad hacia su pareja o el pago por sexo, pero había pocos datos para Centroamérica.

“Encontrar una relación entre la propagación de ITS/VIH en las mujeres es complicada y puede haber muchas explicaciones. Curiosamente en este y otros estudios he visto que bajo estas conductas subyace un aspecto de roles y normas de género”, explica John Hembling, investigador principal del estudio publicado en AIDS Care (4 de agosto), a SciDev.Net.

“Es importante tener en cuenta a Centroamérica, donde los índices de violencia de pareja son altos y las mujeres sobrevivientes a estas agresiones pueden estar en peligro por ITS/VIH”, agrega el autor.

“Las mujeres que han sido víctimas de violencia deberían tener acceso a pruebas de infecciones de transmisión sexual y VIH”

John Hembling

Sylvia Mesa, investigadora del Centro de Investigación en Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica, comenta a SciDev.Net que, cuando hay violencia sexual, las mujeres tienen menor posibilidad de negociar el uso de protección en sus relaciones sexuales.

Mesa detalla que esto es parte de un comportamiento de masculinidad hegemónica que se repite en las sociedades de la región, en donde hay desbalances de poder.

El estudio encontró que en Guatemala la violencia física o sexual está relacionada con la infidelidad, y que la violencia física lo está con el pago por sexo. Ambas también se relacionan con el alcoholismo.

Según Hembling, el tema en la región sigue poco explorado, pero estos datos podrían ayudar a contar con mejores políticas de seguridad y salud para mujeres sobrevivientes a la violencia.

“Creo que las mujeres que han sido víctimas de violencia deberían tener acceso a pruebas de ITS/VIH. Asimismo, mujeres viviendo con estas enfermedades deberían ser consultadas por victimización por violencia, ya que está relacionada con otras consecuencias físicas y mentales”, opina Hembling.

El experto agrega que “debería haber un mayor enlace entre el sistema legal y médico con respecto a estas mujeres. También los hombres perpetradores deberían ser examinados, pues pueden estar en riesgo por sus conductas sexuales”.


Enlace al artículo en AIDS Care


Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.