Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Sequía amenaza absorción de carbono del Amazonas

Shares

Investigadores han demostrado por primera vez que la selva tropical no siempre funciona como sumidero de carbono, y que el calentamiento global podría acelerarse durante una sequía.

Sus hallazgos, publicados en la revista Science la semana pasada (5 de marzo), muestran que la sequía puede dificultar la facultad de los bosques amazónicos de absorber el dióxido de carbono de la atmósfera y, al matar los árboles, daña sustancialmente también su capacidad de absorber carbono.

De hecho, durante una sequía severa, la tasa de absorción de carbono puede disminuir tanto, que la selva tropical emite más dióxido de carbono del que absorbe.

El equipo de investigadores, de trece países, ha estado vigilando la salud del bosque amazónico durante los últimos 30 años, examinando parcelas forestales, identificando y midiendo árboles, registrando la muerte de los mismos y levantando mapas de los patrones meteorológicos.

Al estudiar los efectos de la inusual sequía que asoló la Amazonía el año 2005, encontraron un aumento en la mortalidad de los árboles y una reducción en el crecimiento, ambas evidencias de que el bosque estaba emitiendo más dióxido de carbono del que estaba absorbiendo.

Antes de la sequía, las mediciones efectuadas durante los últimos 25 años indicaban que la selva tropical amazónica no perturbada absorbía alrededor de 1.7 mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año, equivalente a las emisiones de deforestación y otras perturbaciones tales como la roza y quema, señala Luiz Aragao, investigador de la Universidad de Oxford, con sede en el Reino Unido, integrante del grupo de investigación.

“Esto significa que la acumulación de carbono en los bosques no perturbados contrarrestaba las emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques y, en consecuencia, minimizaba la cantidad de carbono emitido a la atmósfera", dijo a SciDev.Net.

Pero durante la sequía, la selva tropical liberó el equivalente a cinco mil millones de toneladas adicionales de carbono a la atmósfera, superando a las emisiones anuales de Europa y Japón juntas.

Como eso pasó solamente un año, la sequía no tuvo un impacto sustancial sobre el calentamiento global, explicó Oliver Phillips, investigador de la Universidad de Leeds y líder del estudio.

“El peligro es si las sequías en el Amazonas se vuelven más frecuentes: nuestros resultados muestran que si eso ocurre, el carbono liberado de la Amazonía podría acelerar el calentamiento global”, dijo Phillips.

“Los gobiernos necesitan reducir seriamente la deforestación y hacer frente al impacto de los incendios que son usados para la limpieza y manejo de tierras en la Amazonía”, añadió Aragao.

Enlace al resumen en Science (en idioma inglés)

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.