Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Calentamiento global 'reduce producción de maíz y trigo'

El calentamiento global ya está reduciendo la producción mundial de cultivos básicos, dicen los científicos.

Análisis estadísticos señalan que la producción de maíz y de trigo ha sido inferior en 3,8 y 5,5 por ciento, respectivamente, de lo que hubiera sido sin los aumentos de temperatura asociados al cambio climático desde los años ochenta.

La producción de arroz y soya ha disminuido en algunas partes del mundo y aumentado en otras, de manera que el cambio climático no ha cambiado su producción neta global.

Analizando por primera vez la relación entre el cambio climático y los precios de los alimentos, un grupo de científicos dirigido por David Lobell, de la Universidad de Stanford de los Estados Unidos, ha demostrado que esas pérdidas han provocado cuando menos un seis por ciento de aumento en los precios de los alimentos entre 1980 y 2008.

Esta noticia surge precisamente en la semana (3 de mayo) en la que las Naciones Unidas revisaron sus predicciones sobre un aumento de la población del planeta, a 10,1 mil millones para 2100.

“Sin una adaptación exitosa, y dado el aumento persistente en la demanda de maíz y trigo, el considerable retroceso en la producción causado por el cambio climático probablemente conllevará mayores costos económicos y de salud”, dijo el equipo, cuyo trabajo fue publicado el 5 de mayo en la revista Science.

El equipo desarrolló dos modelos de producción de cultivos usando datos de diversos países de todo el mundo.

Ambos modelos incluyeron factores complejos tales como el incremento en la producción debido a los avances tecnológicos en la agricultura, pero uno de ellos incluía el incremento real en las temperaturas mundiales entre 1980 y 2008, mientras el otro mantenía la temperatura constante en los niveles de 1980.

En el caso del maíz, el calentamiento estuvo vinculado con una reducción en los rendimientos de aproximadamente ocho por ciento en Brasil y siete por ciento en China, pero con un aumento de alrededor de uno por ciento en la India. En África, hubo caídas significativas en la producción de Egipto, Mozambique y Uganda, pero incrementos sustanciales, asociados al descenso de las temperaturas, en Kenia, Túnez y Zambia.

La producción de trigo en el mundo en desarrollo se redujo significativamente en Afganistán, Brasil, Irak, Libia y Marruecos.

Y, aunque la producción mundial de soya permaneció en su nivel, Brasil experimentó una caída de cinco por ciento, y Paraguay de 7,5 por ciento, mientras que Argentina mostró un aumento de 2,5 por ciento. 

El estudio no tomó en cuenta el efecto fertilizador del dióxido de carbono adicional presente en la atmósfera, que se cree aumenta los rendimientos del arroz y soya pero no tiene efectos sobre el maíz y trigo.

“No estamos diciendo que el cambio climático es la única ni, incluso, la causa principal del incremento de precios de los principales productos básicos”, aclaró Lobell a SciDev.Net. “Mucha gente dirá que probablemente los biocombustibles y las políticas de comercio sean más importantes para el alza en los precios de los alimentos. Pero lo que nosotros estamos diciendo es que el cambio climático también es un factor”, añadió.

Gerald Nelson, investigador senior del Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias de los Estados Unidos, dijo que los resultados demuestran “la manera como el clima actúa en diferentes regiones lo que va a ser muy importante en el futuro por sus efectos globales”.

Para los países en desarrollo esto subraya la urgencia de la adaptación de la agricultura al cambio climático, y de construir una mejor infraestructura para que los agricultores se puedan beneficiar de los precios más altos de sus cultivos, acotó.

Enlace al artículo completo en Science (en inglés)