Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Un nuevo modelo de I+D para fomentar el acceso a fármacos

Pese a las considerables inversiones en investigación y desarrollo (I+D) y a la disponibilidad de poderosas herramientas científicas y tecnológicas, “la innovación en la industria farmacéutica ha declinado drásticamente en la última década”, advierte Carlos Correa en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (11 noviembre).

El abogado de la Universidad de Buenos Aires agrega que la mayoría de las nuevas moléculas introducidas en el mercado no involucran innovaciones terapéuticas genuinas y que los precios establecidos por la industria farmacéutica para los nuevos fármacos son inaccesibles para los pobres y los pacientes de sistemas de seguridad social.

Esta realidad requiere un cambio en el actual modelo de I+D farmacéutica.

Para este mes, agrega, está programada una reunión intergubernamental para examinar en profundidad las propuestas hechas en abril pasado por el Grupo de Trabajo Consultivo de Expertos en Investigación y Desarrollo: Financiamiento y Coordinación (CEWG, por su sigla en inglés).

Las propuestas incluyen enfoques abiertos de I+D, fondos colectivos, financiamiento directo a empresas en países en desarrollo, premios por logros importantes y productos finales y consorcios de patentes.

Pero el principal aspecto tiene mucho mayor alcance: iniciar negociaciones multilaterales para la posible adopción de una convención vinculante sobre I+D en salud, tal como ocurre con la actual Convención Marco sobre Control del Tabaco de la OMS.

Correa sostiene que el objetivo básico de la propuesta de convención es establecer un nuevo modelo de I+D que conduzca a una reducción en los costos de estas actividades y aumente la innovación a través de una agenda de investigación más enfocada y dirigida a la salud, además de cooperar y compartir los resultados de la investigación.

Esto, señala, conducirá a tratamientos más asequibles y ayudará a mitigar el impacto de los altos precios de los productos farmacéuticos sobre los presupuestos públicos de salud.

La elaboración y adopción de este mecanismo internacional es un hito. A través de éste, “los Estados Miembros de la OMS tienen una oportunidad sin precedentes de contribuir al logro de ‘los mayores niveles posibles de salud por parte de todas las personas’”, concluye Correa, citando la Constitución de la OMS, aprobada en 1946.

Enlace al artículo completo en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (en inglés)



Referencias

Bulletin of the World Health Organization, Volume 90, Number 11, November 2012, 793-868

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.