Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Cuba: género y geografía influyen en obesidad infantil

La prevalencia de sobrepeso y obesidad en Cuba llegaba a 43 por ciento en 2001, cifra que es probablemente hoy es aun más alta. En este país en desarrollo —donde toda la población tiene acceso a la salud— el aumento de peso transversal a toda la población predice una mayor carga de enfermedades crónicas y un insostenible costo financiero para el sistema de salud, dice el doctor Manuel Hernández-Triana en MEDICC, la Revista Internacional de Salud y Medicina Cubana.

Tras medir el gasto energético total de preescolares en áreas rurales, pueblos y grandes centros urbanos en Cuba, investigadores encontraron que sólo los niños de áreas rurales y pueblos realizaban 60 minutos diarios de actividad física moderada. Este es el mínimo aconsejado en 2008 en las recomendaciones nutricionales para la población cubana.

Los niños en centros urbanos y las niñas en todas las áreas geográficas estudiadas realizaban sólo entre 31 y 38 minutos de actividad física diaria, lo que indica una evidente influencia del hábitat y el género en los estilos de vida que conducen a una infancia poco saludable.

La isla ha logrado reducir la mortalidad y malnutrición infantil, mejorar los servicios de salud y los niveles educacionales de toda la población. Sin embargo, agrega el autor, “estos avances pueden revertirse si no somos capaces de una acción intersectorial convincente, inmediata y coordinada que altere los estilos de vida que ya han resultado en un aumento en las tasas de obesidad, ateroesclerosis, diabetes y otras condiciones crónicas”.

Referencias

MEDICC Review. 2010; 12(2):0.