Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Placenta es más vulnerable a zika al inicio del embarazo
  • Placenta es más vulnerable a zika al inicio del embarazo

Crédito de la imagen: Vinicius Marinho/Fundación Oswaldo Cruz

De un vistazo

  • Al inicio de gestación placenta no tiene bien constituidos mecanismos inmunológicos de defensa

  • Estudio también comprobó que cepa africana del virus es más virulenta que la asiática

  • Cepa africana se multiplica rápidamente destruyendo células de placenta y comprometiendo gestación

Shares
[SÃO PAULO] La placenta, órgano encargado de llevar oxígeno y nutrientes al feto, es mucho más vulnerable a la infección por el virus zika en el primer trimestre del embarazo, lo que explicaría por qué los daños congénitos causados por el patógeno son más graves al inicio del desarrollo del niño.
 
Los investigadores del estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (13 de febrero) usaron células-madre embrionarias reprogramadas para reproducir células de la placenta humana en el primer trimestre de gestación.

El estudio refuerza el cuidado que las embarazadas deben tener sobre todo en los primeros meses de gestación, sin descuidar los riesgos de infección también en los otros meses”.

Jean Pierre Schatzmann Peron, Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo


Constataron que este periodo el virus encuentra un ambiente biológico favorable debido a que la placenta produce genes que codifican proteínas que ayudan al virus a transponerla. Además, no tiene sus mecanismos inmunológicos de defensa totalmente constituidos.
 
Con el tiempo, sin embargo, el órgano madura y deja de producir esos genes, activando moléculas asociadas a la defensa antiviral, como los interferones del tipo I y III.
 
“Los resultados corroboran otros estudios que sugieren que la placenta es más vulnerable a la infección por el zika en el primer trimestre de gestación”, dice a SciDev.Net el biólogo Michael Roberts, investigador de la Universidad de Missouri, Estados Unidos, y autor principal del estudio, apoyado por FAPESP.
 
Señala que un estudio publicado en 2016 en el Journal of the American Medical Association, comprobó que la ocurrencia de anomalías cerebrales en los infantes de 442 mujeres norteamericanas expuestas en algún momento de su embarazo al zika fue del 5,9 por ciento. Sin embargo, no hubo casos de daños congénitos entre los niños de las mujeres que habían sido infectadas durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.
 
Los investigadores también verificaron que la cepa del zika identificada en África es más virulenta que la asiática, que originó la cepa brasileña del virus.
 
Según Roberts, la cepa africana se multiplica mucho más rápidamente que la asiática, destruyendo las células de la placenta y comprometiendo la gestación.
 
Aunque los resultados son importantes, todavía hay un largo recorrido hasta la obtención de una alternativa efectiva contra la infección por el virus, advierte.
El estudio refuerza el cuidado que las embarazadas deben tener durante la gestación, sobre todo en los primeros meses, sin descuidar los riesgos de infección también en los otros meses, señala Jean Pierre Schatzmann Peron, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (ICB-USP), Brasil.
 
“Cualquier intervención terapéutica al inicio del embarazo es considerada de alto riesgo para el desarrollo del feto y, por eso, deben ser tratadas con criterio”, dice a SciDev.Net el bioquímico.
 

Enlace al artículo completo en Proceedings of the National Academy of Sciences

>> El estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences tiene el apoyo de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (FAPESP), uno de los donantes de SciDev.Net.
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.