Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Imagen de una microcolonia de N. gonorrhoeae en microscopio electrónico donde se aprecia la bacteria dentro de la colonia y sus pili.
  • Nuevas pistas sobre la resistencia bacteriana

Imagen de una microcolonia de N. gonorrhoeae en microscopio electrónico donde se aprecia la bacteria dentro de la colonia y sus pili.
Crédito de la imagen: Nicolás Biais para SciDev.Net

De un vistazo

  • Entender mejor rol de estos pequeños pelos permitirá desarrollar nuevas estrategias antimicrobianas

  • Modelamiento permite observar interacción directa de las células a través de sus filamentos

  • Estudio usó bacteria causante de gonorrea pero es aplicable a otros sistemas bacterianos

Shares
[BUENOS AIRES] La causa por la que ciertas bacterias se unen y forman conglomerados de miles de células que impiden la acción de los antibióticos  y vuelven crónicas diferentes infecciones es motivo de enorme preocupación mundial para la ciencia. Pero una investigación abre la posibilidad de desarrollar nuevas estrategias antimicrobianas al profundizar la comprensión del papel que desempeñan en este proceso los pili, pequeños pelos que crecen en la superficie de las células bacterianas.
 
Si bien se sabía que los pili intervienen en el desplazamiento de las células facilitando su agrupamiento en microcolonias, no se conocía el modo en que estos filamentos regulan la formación y la dinámica de estas estructuras.

“...esos filamentos tienen un rol central en la movilidad de las bacterias, a las que proveen de los medios necesarios para interactuar con su ambiente”.

Wolfram Pönisch, Instituto Max Planck


“Nuestra investigación presenta el primer modelo computacional de microcolonias de bacterias que considera la interacción directa de las células a través de sus pili. Empleando la bacteria Neisseria gonorrhoeae, agente causal de la gonorrea, pudimos obtener la foto completa de esas colonias, en diferentes tiempos y escalas, demostrando que esos filamentos tienen un rol central en la movilidad de las bacterias, a las que proveen de los medios necesarios para interactuar con su ambiente”, dice a SciDev.Net Wolfram Pönisch, del Instituto Max Planck para la Física de Sistemas Complejos, en Dresden, Alemania, autor principal de la investigación.

La elección de N. gonorrhoeae como modelo de estudio no fue fortuita. Causante de una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuente, en las dos últimas dos décadas registra un alarmante crecimiento del número de casos de resistencia bacteriana.

La bióloga Patricia Abdian, del Laboratorio de Microbiología Molecular y Celular del Instituto Leloir (Argentina), quien no participó en el estudio, opina que la mayor fortaleza del trabajo reside en que el modelo desarrollado considera múltiples variables y es aplicable a otros sistemas bacterianos, además de N. gonorrhoeae, como Neisseria meningitidis —bacteria que causa la meningitis—, Vibrio cholerae, de reciente impacto en la población de Haití, y Pseudomonas aeruginosa, amenaza para la salud de quienes padecen fibrosis quística. 
 
Para incrementar el valor predictivo del modelo empleado y validarlo, los autores del estudio multidisciplinario publicado en New Journal of Physics (10 de enero), contrastaron los resultados con otros surgidos de modo experimental, logrando resultados concordantes.
El próximo paso será explorar si es posible controlar el crecimiento de colonias de bacterias limitando el crecimiento de los pili, cambiando la dinámica o alterando su interacción con otros filamentos.

> Enlace al artículo completo en New Journal of Physics
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.