Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Mapa sobre principales causas de muerte en el mundo

Mortalidad materno infantil y desnutrición siguen siendo retos urgentes en África
Crédito de la imagen: Flickr/World Bank Photo Collection

[LONDRES] Las enfermedades crónicas como infartos, cáncer y diabetes han ocupado el lugar de las enfermedades infecciosas y de las relacionadas con la desnutrición infantil como la causa principal de muerte en el mundo, según la mayor investigación de salud mundial realizada hasta hoy.

Sin embargo, en África, las enfermedades infecciosas y las prevenibles mediante vacunas siguen siendo preocupaciones urgentes, junto con la mortalidad materna, infantil y de recién nacidos, dice el Estudio Mundial de Prevalencia de Enfermedades 2010 (GDB 2010) dado a conocer por la Real Sociedad de Londres la semana pasada (14 de diciembre).

Y mientras la esperanza de vida ha aumentado en todo el mundo, el estudio GDB 2010, publicado en The Lancet, revela que la vida más larga está asociada a la discapacidad, principalmente causada por el incremento en la incidencia de las enfermedades crónicas, trastornos músculo-esqueléticos y problemas de salud mental.

DE UN VISTAZO

  • Enfermedades crónicas superan a las infantiles e infecciosas como las más letales del mundo
  • Metas de Desarrollo del Milenio vinculadas a discapacidades se mantienen en sub Sahara africano
  • Expertos subrayan necesidad de traducir datos en programas gubernamentales viables de salud

El estudio representa un importante esfuerzo de colaboración para producir datos sobre las enfermedades, factores de riesgos, discapacidades y lesiones que enfrentó el mundo entre 1990 y 2010. Fue financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates y realizado por el Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, Estados Unidos.

En su elaboración participaron 486 científicos de 302 instituciones de todo el mundo, abarca 291 condiciones de salud y 67 factores de riesgo en 21 regiones del mundo y 20 grupos de edad.

“Hay una transición progresiva hacia una fracción cada vez mayor de la prevalencia de enfermedades procedente de las enfermedades no transmisibles en contraposición a las transmisibles o a las causas maternas o neonatales”, señaló Christopher Murray, director de IHME e investigador líder de GBD durante el lanzamiento.

“Sin embargo, en el África sub sahariana todavía hay una gran parte (de personas que mueren) por causas transmisibles, neonatales y maternas”, añadió.

En el sub Sahara africano, entre el 65 y el 70 por ciento de la carga de enfermedades sigue relacionada con los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4, 5 y 6 (reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna y combatir el VIH/SIDA, malaria y otras enfermedades), acotó Murray.

El estudio también revela que la hipertensión es la principal causa mundial de mortalidad y discapacidad, un problema que afecta a los países más pobres pero también a los más prósperos, debido al aumento en las dietas con altos contenidos de sal en el mundo en desarrollo.

Y mientras el consumo de tabaco está disminuyendo en el mundo desarrollado, aumenta en los países más pobres.

Entre los datos más alarmantes hay algunas buenas noticias: la mortalidad infantil ha disminuido globalmente, de 11.9 millones en 1990 a 7.7 millones en 2010, y también ha disminuido la desnutrición infantil. La prevalencia de enfermedades por insalubridad del agua y del saneamiento también es menor que en años anteriores.

Pero si bien el estudio demuestra avances en algunas áreas importantes de la salud mundial, también subraya que queda mucho por hacer.

Por ejemplo, 100 niños siguen muriendo cada hora debido a enfermedades prevenibles con vacunación, como rotavirus, meningitis y hepatitis B.

Y prevenir la muerte entre adultos jóvenes, especialmente hombres, requiere urgente atención. El número de hombres que mueren debido a violencia, lesiones, suicidios y VIH/SIDA va en aumento. Solo el SIDA sigue siendo la principal causa de prevalencia de la enfermedad y muerte, a pesar del menor número de nuevos infectados y el aumento de la disponibilidad de la terapia antirretroviral, cuidado y apoyo.

“Debemos reflexionar acerca de cómo podemos vincular todas estas enfermedades a la vez, de manera que los decisores de políticas puedan usar estos datos para implementar programas que promuevan la salud de las personas por periodos más largos de tiempo”, dice Mark Dybul, recientemente nombrado director ejecutivo del Fondo Global de Lucha contra el SIDA, la TB y la malaria.

Alan López, profesor afiliado de salud global de IHME e investigador líder de GBD dijo que “estudios como este [...] son esenciales para que los países estén mejor informados sobre sus prioridades de salud y cómo estas van cambiado”.

“Sabemos que docenas de países han asumido la metodología de GBD y la han aplicado a su propia realidad para mejorar la planificación y las políticas locales de salud”, agregó.

Sin embargo, el énfasis de muchas disertaciones durante el lanzamiento es que se requiere hacer más para garantizar que los gobiernos implementen políticas relacionadas basadas en estos datos.

Enlace al estudio completo en The Lancet (en inglés, requiere registro previo y gratuito) 
 

 

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.