Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Expertos dicen que hay poco interés en salud mental

Shares

Los trastornos de salud mental afectan a un número importante de personas en los países en desarrollo, sin embargo, expertos dicen que este sector no recibe suficientes recursos para proporcionar tratamiento y servicios. 

Esa es la conclusión de un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que comparó los servicio de salud mental en 17 países de ingresos bajos, medios y altos, incluyendo China, Colombia, Líbano, México, Nigeria y Sudáfrica. El estudio se publicó la semana pasada (7 de septiembre) en la revista The Lancet

Guilherme Borges, del Instituto Nacional de Psiquiatría de México y uno de los autores del estudio, señala que en México los trastornos de salud mental, tales como depresión y abuso de drogas o alcohol, están en una categoría alta en términos de personas afectadas. Sin embargo, esta área no recibe una atención comparable en términos de asistencia de salud.

Otros países de ingresos bajos y medios tienen problemas similares.

"En Nigeria hay una significativa falta de interés por la salud mental de parte de las autoridades. Ésta área no recibe tanta atención como las enfermedades infecciosas", dice Oye Gureje, otro de los autores del estudio y director del Departamento de Psiquiatría de Hospital de la Universidad de Nigeria, en Ibadan.

El estudio analizó la proporción de personas que recibe estos servicios en relación con el porcentaje del producto interno bruto (PIB) que se destina a salud.  

En los países de ingresos bajos y medios generalmente se gasta en servicios de salud mental menos del uno por ciento de los presupuestos de salud, que ya son pequeños. 

La excepción fue Sudáfrica, que destina una mayor proporción de su PIB a salud y que tuvo tasas más altas de tratamientos de salud mental en comparación con otros países en desarrollo incluidos en el estudio.

Se encontró que las personas con trastornos graves de salud mental –como desorden bipolar- son las que más sufren, tienen acceso deficiente a tratamiento y les faltan los seguimientos adecuados para su cuidado. 

En China, en contraste con los otros países analizados, las personas con desórdenes mentales graves son las que tienen menor posibilidad de recibir cuidados. 

Gureje dijo que en Nigeria "se le asigna un bajo estatus a la capacitación para cuidar a personas con problemas de salud mental, por lo que muchas personas que tienen problemas comunes de salud mental podrían no ser identificadas".

El investigador cree que el problema puede enfrentarse reorganizando el sistema de salud y asignando mejor los recursos destinados a salud mental, de manera que quienes tienen mayor necesidad reciban tratamiento.

Los autores escriben que estudios comparativos como éste –junto con estudios más detallados a futuro- serán una valiosa herramienta para orientar a las autoridades de los países en desarrollo en el rediseño de políticas de salud mental y en el financiamiento y entrega de cuidados de salud.

Enlace al estudio completo en The Lancet (en inglés)*

Referencia: The Lancet 370, 841 (2007)
doi 10.1016/S0140-6736(07)61414-7

* Para ver este artículo hay que registrarse de forma gratuita.
 

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.