Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Escasez de fármacos limita terapia contra el Chagas

Shares

Las reservas de benzonidazol, fármaco contra el mal de Chagas, son bajas, y miles de personas pueden quedar sin tratamiento en los próximos meses si la producción no aumenta.

A principios de octubre la ONG Médicos Sin Fronteras alertó sobre la situación y solicitó al Ministerio de Salud brasileño respetar el compromiso con los pacientes y tomar medidas para disponer de la droga. Brasil es el único productor del medicamento desde que ganara la licencia de producción en 2008.

Toda la producción es fabricada por el Laboratorio Farmacéutico del Estado de Pernambuco (Lafepe), bajo responsabilidad del Ministerio de Salud. El principio activo lo proporciona la empresa Nortec Química

En algunos lugares de América Latina, los programas de lucha contra la enfermedad ya están teniendo dificultades para atender a los pacientes. “En Boquerón, área que tiene los índices de Chagas más altos en Paraguay, nos obligaron a dejar de diagnosticar a los pacientes, simplemente porque no tenemos el medicamento para tratarlos”, dijo Henry Rodríguez, director de la misión de Médicos Sin Fronteras en Paraguay y Bolivia.

El ministerio informó (19 de octubre) que duplicará la producción de benzonidazol. La previsión es entregar 3.425.000 comprimidos hasta el 31 de diciembre y aportar inmediatamente 225.000 comprimidos a Médicos Sin Fronteras para atender los casos más urgentes.

Según el Ministerio, el cronograma de producción y distribución del medicamento estaba siguiendo la proyección de la demanda anual realizada por la Organización Panamericana de la Salud y por la Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas.

“La demanda del producto creció 113 por ciento en relación con la proyección inicial, pasando de 1,5 millón de comprimidos a 3,2 millones. De ese total, un millón de comprimidos serán para reservas estratégicas”, dijo el Ministerio de Salud.

Carolina Alves, coordinadora de la unidad médica de Médicos Sin Fronteras en Brasil, dijo a SciDev.Net que recibió la noticia con sorpresa, a través de la prensa. Agregó que su organización está solicitando audiencia al ministro de Salud para discutir la disponibilidad del medicamento.

En Brasil, todos los medicamentos debe validarlos la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa). “Ese proceso lleva de tres a seis meses”, explicó la coordinadora. “Con el medicamento produciéndose en noviembre o diciembre, la cuestión del cronograma aún no está clara. ¿Qué se acordó con la Anvisa para que el medicamento pueda distribuirse en todos los países? ¿Cómo están prometiendo que esté disponible a fines de diciembre?”, dijo Alves.

“En este momento tenemos que disminuir nuestras actividades de educación, diagnóstico y tratamiento de personas infectadas, lo que consideramos un retroceso. Ahora que finalmente hay más personas que son diagnosticadas, el Ministerio no acompaña la demanda. La institución no percibe que, si la demanda aumentó, es preciso acelerar la producción para evitar la escasez actual”.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.